Adhesión a la Red Española y Canaria de Ciudades Saludables

Adhesión a la Red Española y Canaria de Ciudades Saludables

La Laguna se ha dado conformidad a la adhesión a la Red Española y Canaria de Ciudades Saludables

El Área de Bienestar Social inicia un estudio de la situación local y elaborará el Plan de Salud Municipal con la colaboración de distintas áreas        

El Ayuntamiento de La Laguna se ha dado conformidad a la adhesión a la Red Española de Ciudades Saludables (RECS) y la Red Canaria de Islas y Municipios Promotores de la Salud, un compromiso que implica la elaboración de un estudio de la situación local y del Plan de Salud Municipal, que estará coordinado por el Área de Bienestar Social y Calidad de Vida. Estos documentos se materializarán en el refuerzo de las acciones y estrategias de promoción de la salud, desde una perspectiva integral y comunitaria que defienda la equidad, para dar un paso más en la calidad de los servicios del Consistorio lagunero.

La Junta de Gobierno de este martes acordó nombrar a Rubens Ascanio, responsable de la Concejalía de Bienestar Social y Calidad de Vida, como representante municipal ante la Red Española de Ciudades Saludables (RECS) y ante la Red Canaria “Islas y Municipios Promotores de la Salud”, designando de la misma manera a un técnico como coordinador de esta tarea, pasos imprescindibles para el desarrollo de estos compromisos.

Ascanio destaca que estos decisiones, necesarias para formalizar las adhesiones, permitirán que el municipio cuente con las diferentes herramientas, recursos y subvenciones que la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) pone a disposición de los miembros de la RECS, entre los que se incluye un banco de buenas prácticas en programas municipales de salud y apoyo, así como asesoramiento técnico en la creación de la estrategia de acción.

La Laguna se ha dado conformidad a la adhesión a la Red Española y Canaria de Ciudades Saludables

Además, La Laguna podrá contribuir al desarrollo canario en este ámbito, fomentando la participación ciudadana, el debate y el consenso en las decisiones que condicionan o determinan la calidad de vida de la ciudadanía.

“Con este paso, La Laguna se compromete a poner la salud en un lugar destacado de su agenda social, económica y política, incorporándola como un criterio transversal en las políticas y actuaciones municipales y apostando por convertir el municipio en un lugar más saludable y que mejora el bienestar de su ciudadanía en todas las etapas de la vida”, señala el edil.

De hecho, tal y como recogen los diferentes organismos y estrategias internacionales actuales, la salud es mucho más que la ausencia de enfermedad o la labor de los servicios sanitarios. Promover una localidad más saludable, también consiste en crear entornos más sostenibles, más seguros, más respirables, con menos humos, más participativos, equitativos y solidarios, con actuaciones que respondan al conjunto de las necesidades de la población en el ámbito de la salud.

Además, las entidades locales pueden actuar directamente sobre la salud pública gracias a sus competencias en numerosos ámbitos, como vivienda, planificación urbana, cohesión social, medio ambiente urbano, educación, deporte o cultura, y, mediante estas redes, aunar la acción municipal hacia la construcción de entornos más saludables.

Así, las acciones promotoras de salud van más allá e inciden en la importancia de proporcionar a la ciudadanía los medios necesarios para ejercer un mayor control sobre la salud, ya que, para alcanzar el mejor estado posible de bienestar físico, mental y social, cada persona o grupo social debe ser capaz de identificar y realizar sus aspiraciones, de satisfacer sus necesidades y de cambiar o adaptarse al medio, en su amplio sentido.

“La pandemia de covid-19 ha puesto sobre la mesa los riesgos a los que nos exponemos como sociedad y cómo un virus tiene repercusiones que trascienden al individuo y suponen una afección estructural. Pero no debemos olvidar que enfrentamos otros muchos problemas de salud física y mental, desde la obesidad a la soledad, y que la actividad de prevención y promoción de hábitos de vida saludable tiene que establecerse en una red cada vez más compleja, que requiere de una amplia coordinación interinstitucional e intersectorial y que nos implica a todos y a todas”, sostiene Ascanio.

La implementación local de la Estrategia de Promoción de la Salud y Prevención en el Sistema Nacional de Salud, así como de la Estrategia Canaria “Islas y Municipios Promotores de la Salud” son un paso más en la apuesta del Ayuntamiento en este sentido, con especial fuerza tras la fase pandémica, la cual se adapta y vincula con otros planes municipales como el de Drogodependencias, el de Infancia o el de Mayores.

El Área de Bienestar Social liderará la participación local en estas figuras y promoverá la implantación de este modelo de forma transversal, junto con el resto de áreas, con la suma de actores políticos y con la implicación de la ciudadanía. Con esta decisión, el Ayuntamiento culmina un proceso iniciado el 13 de diciembre de 2018 con el acuerdo de adhesión suscrito por el Pleno de la Corporación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.