Dejar a Canarias preparada para acoger a los menores migrantes

Dejar a Canarias preparada para acoger a los menores migrantes

Me gustaría dejar a Canarias preparada para acoger a los menores migrantes, con recursos estables y de gran capacidad

  • ¿Qué balance hace de este primer año al frente de la Dirección General?

Ha sido un año durísimo, sobre todo desde marzo a esta parte, pero el balance es positivo. Hemos logrado introducir cambios, modificar cosas, añadir programas a la dinámica de la dirección general, y creo que estamos haciendo un buen trabajo.

Me gustaría dejar a Canarias preparada para acoger a los menores migrantes, con recursos estables y de gran capacidad

Cierto es que la pandemia no has hecho hacer una especie de master en algo que nadie conocía, pero a pesar de la pandemia y la crisis humanitaria en materia de inmigración, estamos haciendo una gestión buena, con un equipo maravilloso detrás, y a título personal estoy aprendiendo muchísimo con los compañeros.

  • ¿Cómo se ha vivido desde la Dirección la crisis sanitaria del Covid 19 y cómo ha afectado a su funcionamiento y a la atención que presta?

La estamos viviendo con mucha preocupación, y a la vez con mucha ocupación. Por suerte hasta ahora la pandemia no ha afectado de manera significativa a los niños y niñas que tutelamos desde este gobierno, pero sabemos que habrá casos, sería una mentira garantizar el riesgo cero en nuestros recursos, pero estamos poniendo todos los medios para minimizar los riesgos, y si hay casos detectarlos pronto, trazar los posibles contactos e intervenir.

La pandemia nos ha mostrado una cara en la que hay menores en desamparo no diagnosticados ni controlados, en familias que pasan muy desapercibidas en los colegios y en los servicios sociales, y sí que hemos visto que con la situación de pandemia y el que muchas familias se hayan quedado sin trabajo, un aumento de casos de niños para tutelar a causa de la situación económica, y eso es un problema, porque la red de protección es la que es y las plazas son las que son, y esta situación puede desembocar en comportamientos sociales inadecuados entre los miembros de la familia.

  • ¿Cuáles son las distintas opciones de acogimiento que existen en la actualidad?

Tenemos tres modalidades de acogimiento familiar. Por un lado, está el acogimiento en familia ajena, que no tiene nada que ver con el menor que va a acoger, pero en la que hay una predisposición y un ofrecimiento solidario para poder ser familia acogedora.

Luego existe la modalidad del acogimiento en familia extensa, en la que una vez se retira la custodia a los padres, o a los dos, el acogimiento se realiza por alguien cercano al entorno familiar, tíos y principalmente abuelas.

Las abuelas coraje en Canarias son maravillosas y únicas y asumen una enorme responsabilidad. He llegado a ver abuelas con cinco nietos a su cargo. Esta opción es la más mayoritaria en Canarias, con casi 800 menores. Y, por último, y no menos importante, el acogimiento especializado.

Tenemos niños con necesidades especiales y necesitamos familias que cuenten con ese tipo de habilidades especiales para poder atenderlos, donde buscamos familias con un perfil más específico, con algunos de los miembros con formación médico sanitaria, educadores sociales, maestros, pedagogos, y ese tipo de perfil es el que nos conviene para niños, por ejemplo, con trastornos de conducta, con una cardiopatía, buscando siempre la especificidad con respecto al menor que va a acoger.

Hay otra modalidad que se incluye dentro de la de familia extensa que es la que llamamos por especial vinculación, que es cuando hay alguien muy cercano a la familia, que no es familia directamente, pero que puede asumir la guarda de ese menor.

  • ¿Qué cifras manejan en cuanto a los menores que atienden desde la dirección general y cuántos están a la espera de recurso?

En espera no hay nadie. La puerta de entrada en esta casa son los equipos de riesgo de los servicios municipales de los ayuntamientos, que valoran la situación en el terreno, con una colaboración muy estrecha con los centros de atención primaria y los colegios, donde se detectan los posibles casos y donde el equipo de riesgo valora y nos traslada la propuesta para hacer ese desamparo, y una vez nos llega, se tutela. Hay casos que nos llegan y que no tutelamos porque entendemos que los equipos de los ayuntamientos son capaces de tutelarlos dentro del núcleo familiar, que es muy importante, porque además de con los chicos, trabajamos con las familias.  

  • ¿Cuentan con un presupuesto, recursos humanos e infraestructuras suficientes para cubrir todas las necesidades del área?

Tenemos profesionales, equipo y presupuesto, pero como todo, y más en este momento que estamos viviendo, es insuficiente. Se ha dejado salir a mucha gente a otros departamentos, y no se han vuelto a cubrir, y en cuanto al presupuesto, en este 2020 teníamos un presupuesto bastante ajustado pero razonable para desarrollar la actividad habitual, pero con la llegada de los menores extranjeros, que no contábamos con ellos, el descalabro ha sido importante, y nos impide abrir más recursos alojativos que nos resultan necesarios.

  • ¿Están bien coordinados con el resto de consejerías para trabajar de manera conjunta en materia de menores?

La verdad es que sí. Me he llevado una grata sorpresa. Sobre todo, nos hemos tenido que coordinar con Sanidad, por el tema de la pandemia, para que marcara las directrices de como intervenir.

Es increíble cómo funcionan los equipos de atención primaria de cada isla cuando se detecta un posible positivo, y lo mismo ocurre con la consejería de Educación, con la que compartimos una pequeña área con las tres escuelas infantiles que se gestionan desde esta consejería, y donde seguimos la pauta que marca educación, aunque nuestros centros sean un poquito especiales.

También tenemos contactos con Hacienda, con Patrimonio, y en general hay una gran empatía y estamos todos arrimando el hombro para que esto salga adelante. 

  • ¿Cómo es el trabajo que se está realizando con los menores sujetos a medidas judiciales?

Necesitamos tomar algunas medidas cuando las circunstancias lo permitan, como cerrar el centro de La Montañeta, un centro antiguo que no reúne las condiciones. Hemos visitado algunos centros en la península y tenemos muy claro el modelo que queremos seguir. Esta es una prioridad ahora mismo, aunque sabemos que no será a corto plazo porque es un proceso complejo.

Con respecto a la ejecución de las medidas judiciales pronto daremos importantes noticias, ya que vamos a introducir novedades que están funcionando en otras comunidades, con un proyecto que nos ilusiona mucho y donde creemos que si somos capaces de realizar un trabajo de prevención, y en caso de que haya que intervenir buscar alternativas a la medida de internamiento, por ejemplo, vamos a conseguir resultados más importantes y provechosos para los menores que cometen errores pero que tienen derecho a enmendarlos y encauzar su vida.

Si logramos poner esto en marcha vamos a aumentar el nivel de conciencia del menor con respecto al daño que ha generado en la víctima, y eso es un gran avance.

  • Un deseo que le gustaría ver cumplido antes de que termine la legislatura.

¿Sólo uno? Me gustaría que por lo menos al final de la legislatura estuviera encaminado el nuevo centro que sustituya a La Montañeta.

También me gustaría dejar a Canarias preparada para acoger a los menores migrantes, con recursos estables y de gran capacidad, y que permitan que el gobierno que esté al frente en un futuro no se vea como nosotros, buscando fincas y alquileres en portales de internet porque no hay recursos estables, recursos que hubo en su momento durante la anterior oleada y que ahora están en situación de ruina y no nos sirven.

Y que una vez pase la crisis migratoria esos recursos tengan un doble uso que permita un mantenimiento sostenible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.