Del rosa al amarillo

Las prestaciones que ofrece el Cabildo de Lanzarote a la tercera edad permiten a los ancianos ganar en calidad de vida, autovaloración y saludr49_cablanzarote_rosamarillo2

El desarrollo de la ciencia y la medicina, la mejora de la higiene y la alimentación y las prácticas saludables aumentan la esperanza de vida al nacer y con ello, el envejecimiento poblacional. En Lanzarote, el Cabildo es consciente desde hace años de las nuevas necesidades de este grupo de población, que demanda atención sanitaria específica, oferta de ocio y asistencia social. Para ello mantiene operativas y a pleno rendimiento tres residencias con centro de día y un hospital geriátrico modélico en el archipiélago. Además, su departamento de Educación ofrece cursos formativos en colaboración con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

Según estimaciones de Naciones Unidas, el número de personas con más de 65 años de edad asciende hoy a más de 600 millones en todo el mundo debido, entre otras causas, a la disminución de los nacimientos y de la mortalidad infantil y, sobre todo, por los progresos de la medicina.

Pero no sólo aumenta la esperanza de vida de las personas sino también sus necesidades de ocio, atención sociosanitaria y alimento intelectual. Finalizada la vida profesional, criados los hijos y aliviadas las obligaciones familiares, los mayores disponen de tiempo y en muchos casos, de energía suficiente para enfocar esta nueva etapa existencial con optimismo.

El Cabildo de Lanzarote ha sido siempre una institución sensible con los ancianos. Prueba de ello es la fundación, en el año 1954, del Hospital Insular, un centro que ha orientado su actividad hacia la asistencia geriátrica y sociosanitaria y se ha convertido en una institución de profundo arraigo social.

Desde 1985, el Cabildo ha concertado la asistencia hospitalaria del Insular con el Sistema Público de Salud, coordinando los servicios con la red sanitaria del Área de Salud de Lanzarote. En este sentido, el centro geriátrico sirve de hospital de apoyo al Hospital General de la isla y comparte sus objetivos de mejorar parámetros de gestión como la estancia media, el índice de reingresos, la estancia media en urgencias, las altas difíciles, el ingreso de pacientes que retornan procedentes del Hospital Dr. Negrín o la disponibilidad de camas para cirugía programada.
Según explica el consejero de Sanidad, Servicios Sociales, Empleo e Inmigración, Joaquín caraballo, “ello redunda en el mejor funcionamiento de toda la red y refuerza el Servicio de Geriatría del Hospital General, al ser todos los servicios del Hospital Insular complementarios de los que existen en el General”.

r49_cablanzarote_rosamarillo3A por un nuevo Hospital

Dada la importancia que el Cabildo de Lanzarote otorga al Hospital Insular y al papel que desempeña para con los miembros menos favorecidos de la tercera edad, el actual grupo de Gobierno ha decidido construir un nuevo centro hospitalario, de similares características y funciones, más amplio y moderno.
Los responsables médicos y trabajadores de la institución han venido denunciando en los últimos años que la estructura física del Hospital no es la idónea para desarrollar la asistencia en las condiciones requeridas en la actualidad.

Según destacan, “el edificio tiene graves deficiencias, funcionales y estructurales, derivadas de su antigüedad, pues la renovación y adecuación de los recursos del hospital a sus nuevas misiones se han producido a través de cambios parciales que, aún suponiendo grandes mejoras con respecto a la situación precedente, no han permitido alcanzar una situación satisfactoria”.

En alguna medida, dichos cambios han supuesto actuaciones parciales, no suficientemente conectadas entre sí, que llevan a que la institución presente numerosos problemas en su funcionamiento ordinario. Y la situación se ha agravado con los cambios normativos operados en el ámbito sanitario, tanto por la legislación estatal como la autonómica, que obliga a la homologación y adaptación de la infraestructura a la nueva normativa, siendo, en muchos casos de difícil adaptación, por lo que el actual edifico no reúne las condiciones físicas requeridas por la asistencial actual.

El nuevo complejo hospitalario se construirá, según aprobó el Pleno del Cabildo a finales del pasado año, en terrenos propiedad de la Corporación insular, que correrá  con todos los trámites y gastos de modificación y adaptación de la normativa urbanística, para  la adecuación del proyecto. Esta decisión fue trasladada al Gobierno de Canarias para su estudio y valoración de su incorporación al desarrollo del nuevo hospital.

Servicios y plazas

–         Hospital Insular: Servicio Geriátrico para mayores de 65 años.

– Unidad de Agudos: Planta de apoyo para hospitalizados del Hospital General

– Residencia de ancianos (50 plazas). Servicios residenciales de carácter mixto, para personas con alto nivel de requerimiento.r49_cablanzarote_rosamarillo4

– CANTOU. Unidad de 12 plazas para mujeres con deterioro cognitivo, que viven de manera independiente.

– Unidad de Larga Estancia (36 plazas).

– Hospital de Día geriátrico (14 plazas diarias). Apoyo físico estimulativo y reactivador.

– Consulta externa geriátrica, gratuita para mayores de 65 años.

–         Residencia San Roque (Tinajo). 28 plazas en residencia para nivel de requerimiento bajo y 15 plazas de día.

–         Residencia Haría. Requerimiento medio. 30 plazas para internos y 15 plazas de día.

–         Residencia Tías. Requerimiento medio. 41 plazas para internos y 20 plazas de día.

–         Centro Las Cabreras. Centro de estancia diurna. 45 usuarios diarios en tres programas:

–         Asistidos: 15 plazas

–         Estimulación cognitiva leve-moderada: 15 plazas

Estimulación cognitiva moderada-severa: 15 plazas

 

De vuelta a las aulas

 

r49_cablanzarote_rosamarillo5El Programa Universitario para Mayores “Peritia et Doctrina” es una iniciativa formativa que dinamizan conjuntamente la universidad grancanaria y el Cabildo de Lanzarote. Su objetivo básico el acercar la Universidad al colectivo de ciudadanos mayores de 55 años, a través de un Programa académico específico. Esta experiencia formativa lleva ofertándose desde el año 2005 y ha conseguido que se sumen muchas personas mayores que, en su momento, no pudieron acceder a la Universidad y ven, en esta oportunidad que se les brinda, cumplidos sus sueños de recibir enseñanzas superiores.

Por otro lado, con el programa del Diploma de Estudios Canarios, el Cabildo se ha propuesto abrir las aulas universitarias a aquellas personas de Lanzarote que, cumpliendo unos requisitos académicos mínimos, deseen conocer mejor Canarias y la contribución canaria al progreso humano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.