Editorial Revista Nº 50

¿Unidad o Dispersión?

 

En estos días nos han presentado el proyecto Desde España III, estudio que quiere unificar los datos sobre los servicios para la discapacidad, es decir, que todos utilicemos las mismas “claves”. Tener un catálogo completo de servicios de discapacidad que sea de utilidad para todos, y poder ser interpretados estos datos lo mismo en Canarias que en Castilla León.

 

Desde aquí felicitamos esta iniciativa, puesto que ya contamos con el número aproximado de discapacitados en España y ahora se pretende ir creando una cartera de servicios que vaya dando respuesta a la situación de la discapacidad, pero con datos reales y sabiendo en qué situación se encuentra la población con discapacidad en cada uno de los rincones de España.

 

En otros tiempos se hablaba de la discapacidad y ni siquiera éramos un dato estadístico. Por tanto, el que todos estos datos puedan ser interpretados de una forma unitaria nos parece interesante, y así lo hemos defendido desde el antiguo IMSERSO, herederos del SEREM, que fueron los encargados de las primeras tabulaciones a aplicar a la discapacidad, y que se reunían de vez en cuando, desde las diferentes provincias, para unificar cualquier desviación que se alejara de ese carácter unificador.

 

Frente a todo esto nos sorprenden en la Comunidad Canaria, donde parece que han autorizado a las unidades de trabajo social de los Ayuntamientos, y a trabajadores sociales de otras unidades, a emitir informes sociales, cuestión que se quiso poner en práctica en años anteriores. Pienso que podríamos entrar, si no se tiene cuidado, en este carácter disperso, puesto que si con los maltrechos equipos multidisciplinares y con la anterior estructura IMSERSO se producían desviaciones de un territorio a otro, cuanto más ahora con esta pretendida actuación sobre los informes.

 

Pensamos que tendrán que dar unas directrices muy concretas a la hora de elaborar estos informes por parte de los trabajadores sociales, y que nunca debe sustituir a los equipos multidisciplinares que darían esa visión objetiva y conjunta.

 

Por todo lo expuesto pensamos que este carácter unificador es sólo de apariencia, puesto que los actuales equipos multidisciplinares están escasos de personal, y cualquier expediente tarda años, e incluso pensamos que debe haber equipos similares en las islas menores. Por tanto, pensamos que este criterio de autorizar a los trabajadores sociales a emitir esos informes obedece más a la necesidad que se tiene de agilizar los expedientes, y así agilizar los colapsados equipos multidisciplinares, y también a motivos económicos, más que al verdadero interés de unificar criterios, que pienso estarían más garantizados dotando de más personal cualificado o creando nuevos equipos multidisciplinares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.