El Programa Integra recibe una subvención de 88.950 euros

El Programa Integra recibe una subvención de 88.950 euros

La Fundación Isonorte recibe una subvención de 88.950 euros para continuar desarrollando el Programa Integra

La Fundación Isonorte ha recibido una subvención de 88.950 euros por parte de la Dirección General de Derechos Sociales del Gobierno de Canarias, que le permitirá continuar desarrollando por cuarto año consecutivo el Programa Integra que atiende a personas vulnerables.  

Esta iniciativa se ejecuta en los municipios de Santa Cruz de La Palma, Los Llanos de Aridane, Tazacorte y El Paso, con el objetivo de atender a colectivos de personas en situación de vulnerabilidad y alta exclusión social, especialmente a perceptores y ex perceptores de la Prestación Canaria de Inserción. 

La Fundación Isonorte recibe una subvención de 88.950 euros para continuar desarrollando el Programa Integra

El presidente de la Fundación, Eduardo Calderón, pone de relieve que este proyecto cuenta con un equipo de profesionales integrados por psicólogos, educadores, trabajadores sociales y monitores, que trabajan de manera coordinada con los técnicos de inserción de los ayuntamientos.  

Ese trabajo permite poner en funcionamiento actuaciones que fomenten y favorezcan la inclusión social de las personas beneficiarias y ex beneficiarias de la Prestación Canaria de Inserción y que se encuentren en exclusión social severa, mitigando los efectos psicosociales asociados a los procesos de exclusión, junto con actuaciones de carácter integral que desarrollen el itinerario de normalización social, personal y educativa.  

Con esa labor se establecen itinerarios de inserción social con su seguimiento y acompañamiento como eje de la intervención, hace hincapié la coordinadora del proyecto, Ariene Elvira Acosta, quien recalca que ante la situación provocada por la erupción volcánica en el Valle de Aridane, el Programa Integra de Isonorte está sirviendo de apoyo continuo para 75 unidades convivenciales.  

Además, el programa pone especial atención a aquellas que se han visto afectadas directamente por las consecuencias del recorrido de las coladas de lava, y a las que se les está dando mayor cobertura en estos momentos de especial dificultad e incertidumbre.  

En el caso de la isla de La Palma, la realidad de personas de alta vulnerabilidad previa a la situación de la emergencia volcánica alcanzaba a más de 400 personas, sin tener en cuenta sus unidades de convivencia, por lo que en el mejor de los casos esta situación, como mínimo, se duplicaría si cada una de ellas tuviera dos miembros. Pero la realidad de la emergencia actual, sin descuidar a nadie, “nos obliga a prestar especial atención a los colectivos más vulnerables afectados por la emergencia volcánica”, destaca Eduardo Calderón.

El presidente de Isonorte señala que esta entidad social desarrolla desde 2018 acompañamientos personales con apoyo psicológico educativo y social, con una formación complementaria que se amplía cada año, y que consiste en diversos talleres vinculados a la alimentación y nutrición, de reparación y conservación de vivienda, de consumo responsable y saludable, de resolución de conflictos, de competencias digitales básicas, economía doméstica en todas sus vertientes o consumo responsable de energía, entre otras. Todas ellas facilitan y ayudan a mejorar la situación de alta exclusión que padecen las unidades de convivencia con las que se está trabajando, en aras de contribuir a reducir los factores de riesgo que hacen que se encuentren situación de vulnerabilidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.