El proyecto NOE para fomentar el empleo anuncia su continuaidad

El proyecto NOE para fomentar el empleo anuncia su continuaidad

El éxito de la experiencia en prácticas de 90 personas en el Cabildo impulsa una nueva convocatoria del proyecto NOE Gran Canaria

El Cabildo anuncia la segunda edición del programa de oportunidades de empleo en el acto de clausura de la primera 

Para la mayoría fue la primera experiencia laboral 

También es una herramienta contra la brecha de género porque el 73 % del grupo fueron mujeres 

Una tercera parte fueron personas con diversidad funcional 

La irrupción de la Covid-19 obligó a un ejercicio de adaptación para cumplir objetivos personales y colectivos

El Cabildo de Gran Canaria convocará en 2021 la segunda edición del proyecto NOE para fomentar las oportunidades de empleo tras el éxito de la primera experiencia de este programa por el que contrató en prácticas durante un año a 90 personas que cuentan ahora con herramientas y experiencia para afrontar sus carreras con mayores garantías.

La continuidad del NOE fue anunciada hoy en la clausura de la primera edición por el presidente del Cabildo, Antonio Morales, junto al consejero de Empleo, Juan Díaz, y la directora del Servicio Canario de Empleo, Dunia Rodríguez, quienes destacaron que la alta valoración tanto del personal en prácticas como de la veintena de departamentos en los que han colaborado han motivado que ya estén trabajando en la segunda edición de esta iniciativa cofinanciada por el Cabildo con 800.000 euros que se sumaron a los 2,5 millones del Fondo Social Europeo a través del Gobierno canario.

El éxito de la experiencia en prácticas de 90 personas en el Cabildo impulsa una nueva convocatoria del proyecto NOE Gran Canaria

El NOE arrancó en octubre de 2019 y supuso la contratación de 103 personas, ya que también fue necesario un grupo de 13 personas para el equipo de apoyo dentro de este proyecto, y los principales objetivos se han cumplido con creces, el primero de ellos aportar una primera experiencia laboral, que ha sido el caso del 88 por ciento de los participantes, fundamental porque la falta de experiencia es precisamente el motivo habitual para no contratar, una pescadilla que se muerde la cola, señaló Dunia Rodríguez.

Además, el 73 por ciento de las contrataciones beneficiaron a mujeres, hecho que convierte al NOE en un ariete contra la brecha de género, además de un vehículo para la integración, pues el 31 por ciento de los contratos recayeron en personas con diversidad funcional de tipo intelectual, visual, auditiva o motriz.

En este espectro de profesionales, que debían estar en posesión de un título universitario, ciclo formativo o certificado de profesionalidad, se encuentran personas como Mifaya Sánchez, una joven con diversidad visual que ha tenido la ocasión de poner por primera vez en práctica sus estudios de Derecho en el área de Recursos Humanos y que agradeció la oportunidad al Cabildo y a sus tutores por el apoyo para demostrar que “todas las personas pueden trabajar con eficacia”.

Desde Hacienda a Nuevas Tecnologías

El personal ha estado ligado a las consejerías de Hacienda, Igualdad, Participación Ciudadana, Cultura, Obras Públicas, Infraestructuras y Deportes, además de en las de Función Pública, Nuevas Tecnologías, Empleo y Presidencia, caso de la joven periodista Elena Araujo, que asegura que encontró exigencia y compromiso, lo que le ha dado herramientas e impulso para afrontar con ilusión el reto de hacerse un hueco en el mercado laboral.

No es el único caso en el que se expresaron con satisfacción en el vídeo de clausura que elaboraron para resumir la experiencia, en el que Jerusalén Viera, auxiliar administrativa adscrita al Archivo General, asegura que ha vivido “algo único e inolvidable” que le ha permitido nutrirse “profesional y personalmente”.

Y es que el éxito del NOE recae en gran medida en el equipo de 7 personas que lo planificaron y en los gestores de prácticas de cada servicio, tutores que acompañaron al personal en prácticas para ejercer de guías de aprendizaje en esta travesía en la que el Cabildo también embarcó a 6 personas para la selección, pero sin duda, sin la ilusión, el ahínco y la implicación de las noventa personas contratadas no hubiera llegado a buen puerto.

El desenvolvimiento de sus tareas estuvo compaginado con acciones formativas en habilidades sociales, trabajo en equipo, igualdad, resolución de conflictos y sensibilización con el medio ambiente, además de talleres sobre contratos, control horario, comunicación en el entorno laboral, atención al público y autoanálisis de las emociones, a las que se sumaron nociones de organización de archivos, lengua de signos y competencias digitales.

La Covid-19 incluyó en marzo un módulo no previsto que obligó a participantes y Cabildo a hacer un ejercicio de adaptación para reactivar el proyecto, para lo cual la Institución facilitó las herramientas necesarias para el teletrabajo dentro de un proceso que se convirtió en un ejemplo de cómo cumplir objetivos personales y colectivos por encima de las circunstancias, el signo de los tiempos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.