El Rosario, entre todos por José Miguel Fregel, candidato de CC a la Alcaldía de El Rosario 2015

El Rosario se merece mucho más. No puede conformarse con ser un municipio secuestrado. Sin voz. Sin opciones. Sin propuesta. Sin ayuntamiento. El Rosario no puede permitirse seguir en manos de quien ha paralizado, obstaculizado y cercenado cualquier opción, proyecto o idea que saliera desde la ciudadanía. El futuro de El Rosario está en manos de sus vecinos. Juntos seremos capaces de hacernos oír. De proponer, desarrollar y poner en marchas las propuestas e ideas que los propios vecinos nos transmiten desde hace meses. Ideas y proyectos que no salen adelante porque no son escuchadas. Porque no hay interés en oír lo que tienen que decir los vecinos. Y les aseguro que es mucho.elrosariojosemiguelfregel2014

Todas las propuestas en las que estamos trabajando para elaborar nuestro programa electoral son fruto del contacto continuo con los vecinos. Nosotros vivimos en El Rosario, conocemos sus problemas y sabemos cómo solucionarnos pero no creemos en recetas mágicas, ni creemos, como otros, que la razón siempre está de nuestro lado. Por eso creemos firmemente en el diálogo, en la suma de ideas, en la conformación de equipos porque cuando se tiene por objetivo lo mejor para nuestro municipio es difícil no ser capaz de encontrar puntos de encuentro.

Por eso entendemos que es vital para El Rosario contar con mecanismos reales de participación ciudadana que fomenten el asociacionismo que den voz real al vecino.

Atendiendo a las demandas y quejas que recibimos en nuestras reuniones con distintos colectivos entendemos que es vital afrontar una revisión de las infraestructuras de los barrios; desde lo básico (asfaltado, aceras, luminarias, mobiliario urbano…) pero sin olvidar ni renunciar a nuevas dotaciones como una red de centros ciudadanos que sirvan de núcleo de vida para cada zona.

Apostamos por una rebaja de los impuestos municipales, por la dinamización del comercio y la restauración como elementos impulsores del empleo pero sin olvidarnos del peso que ha tenido y debe seguir teniendo la agricultura y la ganadería en nuestro municipio. El Rosario no puede permitirse tener 700 hectáreas de cultivo sin trabajar; eso es una fuente de empleo a la que no puede darse la espalda.

Queremos que El Rosario sea un lugar al que se quiera ir a vivir, no del que se quiera huir, tal y como están haciendo nuestros jóvenes ante la desidia del grupo de Gobierno. En este municipio los jóvenes son necesarios; necesitamos su impulso, sus ideas, para hacerlo atractivo. Y para ello debemos garantizarles una vivienda y de la misma manera, debemos procurar condiciones dignas y competitivas al sector industrial. Contamos con un polígono, La Campana, que está en situación casi de abandono y un municipio con casi 2.000 parados no puede seguir permitiéndose no ser atractivo para la actividad empresarial.

En definitiva, queremos un municipio en el que valga la pena vivir y del que nos podamos sentir orgullosos. Un municipio donde no haya vecinos de primera y de segunda; donde los servicios básicos, como el agua, estén garantizados todo el año y en el que los vecinos tengan la tranquilidad de que sus recursos están siendo gestionados con eficacia y eficiencia. Un municipio en el que se tenga en cuenta el medio ambiente, en el que el dinero de los impuestos se invierta en la mejora de dotaciones para garantizar la calidad de vida de los vecinos, en el que el Ayuntamiento ayuda a la actividad económica y no se convierta en un estorbo para ella. En el que se genere empleo, en el que haya un futuro, en el que queramos ver crecer a nuestros hijos y nietos.

Ese es El Rosario que queremos y estoy convencido de que, juntos, lo haremos realidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.