El SCE pone en marcha medidas para que las personas con discapacidad mantengan su empleo

La consejera de Empleo destaca el éxito de los programas que se ponen en marcha con los colectivos de difícil inserción, tal y como se desprende de la evaluación de las políticas activas de empleo

Luengo destaca el aumento presupuestario para 2014 en la partida para apoyar a estos grupos, “un apoyo que se demuestra con cifras”Franciscaluengo2014

El Servicio Canario de Empleo (SCE) pone en marcha medidas de inserción laboral para que personas en situación de discapacidad puedan mantener su empleo, y un ejemplo de ello son los Centros Especiales de Empleo que hay en Canarias.

Así lo ha explicado hoy en comisión parlamentaria de Empleo la consejera de Empleo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, Francisca Luengo, quien ha destacado “el apoyo decisivo y total de este Gobierno con los más desfavorecidos en este ámbito laboral, sin el cual sería muy difícil su inserción laboral”.

Luengo ha explicado que los Centros Especiales de Empleo “son empresas, públicas o privadas, con o sin ánimo de lucro, cuyo objetivo principal es proporcionar a los trabajadores con discapacidad la realización de un trabajo productivo y remunerado, adecuado a sus características personales y que facilite su integración en el mercado ordinario de trabajo; en estas empresas, al menos el 70 por ciento de la plantilla han de ser trabajadores con discapacidad”.

Durante 2013, el Servicio Canario de Empleo ha concedido subvenciones a los Centros Especiales de Empleo para ayudar al mantenimiento de puestos de trabajo. Con estas subvenciones se cubre el coste salarial, en concreto, el 50% del salario mínimo interprofesional. El otro 50% lo asume el propio Centro Especial de Empleo. Las cuotas de la Seguridad Social están bonificadas por la Seguridad Social.

Un total de 1.611 personas con discapacidad han conseguido mantener un empleo durante 2013 gracias al apoyo de las medidas puestas en marcha por el SCE.

“El grado de discapacidad de una persona es uno de los principales condicionantes, ya que a mayor grado de discapacidad, menores son las opciones para integrarse en el mercado laboral. También son un obstáculo los prejuicios sociales que aún hoy en día se mantienen a la hora de incorporar a una persona con discapacidad en las plantillas de las empresas. Por eso es necesario que se articulen medidas específicas para garantizar el acceso de estas personas a una vida laboral digna, que les permita vivir de su propio trabajo y avanzar en su plena integración social”.

La consejera ha destacado que el Servicio Canario de Empleo “contribuye a hacer esto posible a través de diversas acciones, tanto en el mercado protegido como en el mercado de trabajo ordinario” y añade que “existe también un tipo de medidas alternativas en las que colaboramos con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social”.

Destaca además que para este año 2014, el Programa Presupuestario denominado Integración laboral de las personas con especiales dificultades, contempla una inversión total de 9,6 millones de euros, lo que significa un aumento del 5,79% en relación con a la anualidad 2013. Se demuestra con cifras el apoyo del Gobierno canario a estos colectivos”.

Por último, la consejera ha detallado otras acciones que se llevan a cabo de forma paralela, como son las subvenciones al empleo autónomo de los discapacitados, que prevén incentivos de hasta 8.000 euros para desempleados con discapacidad, que  tengan reconocido un grado de minusvalía igual o superior al 33%. Estas ayudas llegan hasta 10.000 euros en el caso de mujeres desempleadas con discapacidad. También el apoyo financiero cuyo objeto es reducir los intereses de los préstamos destinados a financiar las inversiones para la creación y puesta en marcha de la empresa.

En el ámbito de la economía social, se promueve la incorporación con carácter indefinido, como socios trabajadores, de desempleados y trabajadores en cooperativas y sociedades laborales.

Otra de las iniciativas que ejecuta el SCE se dirige a aquellas personas con discapacidad (33% o superior) que hayan obtenido el pago único de la prestación por desempleo (por su importe total) para constituirse como trabajadores autónomos o socios de una cooperativa o sociedad laboral. En estos casos, el SCE dispone de unas subvenciones por las que se abona el 50% de la cuota del régimen correspondiente a la Seguridad Social como trabajador autónomo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.