El SUC explica cómo ayudar ante un parto inminente cuando se presenta fuera de un centro sanitario

Tras llamar al 1-1-2 hay que seguir las indicaciones del médico, habilitar una superficie limpia donde acostar a la parturienta y buscar ropa o mantas para abrigar al recién nacido

Las cosas no siempre ocurren cuando queremos y tampoco donde nos gustaría, pero cuando hablamos de un 112 Médico del SUC en el centro coordinador 2015parto, al imprevisto hay que sumarle, además, la necesidad de intervenir con rapidez. Por este motivo, el Servicio de Urgencias Canario (SUC), dependiente de la Consejería de Sanidad, quiere recordar a la población cómo actuar correctamente para facilitar la llegada al mundo de un bebé fuera del ámbito hospitalario, una situación que se plantea con mayor frecuencia de la que se puede suponer, sobre todo en madres no primerizas.

Lo primero que hay que hacer cuando una mujer está de parto es llamar al 1-1-2, donde nos pasarán con el personal médico del SUC para seguir las indicaciones necesarias. Si por las respuestas que facilitamos consideran que no es inminente, pero precisa asistencia sanitaria, se debe recostar a la mujer sobre su lado izquierdo y continuar controlando las contracciones (el tiempo que pasa entre una y otra, la duración y la intensidad) mientras llega la ambulancia.

Se considera que un parto es inminente cuando la parturienta tiene contracciones cada 2-4 minutos, hay salida de líquido y/o sangrado y tiene ganas de empujar. Para el expulsivo (momento en que sale el recién nacido), hay que acostarla de cúbito supino (boca arriba), con las piernas flexionadas y abiertas. Además debemos buscar un lugar limpio y tener a mano ropa, tela o mantas para abrigar rápidamente al recién nacido.

Mientra llega la ambulancia hay que tranquilizar a la parturienta, animarle a continuar con las respiraciones y a empujar cuando tengas ganas hasta que corone y lo expulse de forma natural. Una vez comprobado que respira (llanto), se abriga y se coloca sobre el pecho de la madre.

No se debe cortar el cordón ni levantar a la madre hasta la llegada de los servicios médicos, a no ser que el médico coordinador indique lo contrario. Recuerde que siempre que se llame al 1-1-2 se contará con un médico del SUC al otro lado del hilo telefónico que irá recordando los pasos a seguir para solventar de la mejor forma posible cualquier eventualidad.

Casos recientes atendidos por el SUC

Como ejemplo de esta teleasistencia, recientemente una médico coordinadora del SUC prestó ayuda por teléfono a una abuela que indicaba que su hija había dado a luz en un domicilio de la zona de San Matías, en el municipio de Santa Cruz de Tenerife. La médico coordinadora le dio indicaciones a la alertante para prestar la primera asistencia tanto a la parturienta como al bebé. En este caso, la médico dio instrucciones a esta alertante para pinzar el cordón umbilical de la recién nacida hasta la llegada de la ambulancia medicalizada, que había sido movilizada para acudir hasta la vivienda, y que posteriormente las trasladó en buen estado.

Otras veces es el propio personal de la ambulancia el que tiene que enfrentarse a un parto en vía pública. En esta ocasión fue tan inminente que sorprendió a sus padres de madrugada camino al Hospital, teniendo que detener el vehículo particular en la TF-1, a la altura de Granadilla. A la llegada del recurso sanitario la niña ya había nacido, por lo que el personal del SUC, siguiendo la teleasistencia del médico coordinador, procedió a pinzar el cordón y a ponerla sobre el pecho de la madre para su traslado al Hospital.

También hay intervenciones en domicilio, como ocurrió en la zona de La Salle, en la capital tinerfeña, donde una ambulancia de soporte vital básico asistió a una mujer de origen chino que se encontraba de parto. Un técnico de una ambulancia de Transporte No Urgente del SUC se había encargado de alertar al 1-1-2 tras ser requerido en la vía pública por un varón de la misma nacionalidad de la afectada que le había hecho entender que su mujer precisaba asistencia sanitaria en su vivienda, sin poder aportar más datos.

En este último caso, el personal de la ambulancia de soporte vital básico del SUC desplazado a la vivienda comprobó que una mujer se encontraba de parto y ya se podía ver la cabeza del bebé. Dicho personal asistió el alumbramiento y prestó asistencia a la madre y la recién nacida hasta la llegada del personal de una ambulancia medicalizada que finalizó esta atención.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.