El tranvía, un transporte para todos

En plena era de la globalización la accesibilidad es todavía una asignatura pendiente en numerosas áreas de la sociedad. Sin embargo, con la llegada del tranvía a Santa Cruz y La Laguna se ha contribuido a mejorar esta realidad con un servicio público universal que reúne movilidad, comunicación, seguridad y compresión, piezas claves para la accesibilidad.r49_tranviaparatodos2

En ese sentido, el Cabildo de Tenerife, a través de la Sociedad Insular para la Promoción de las Personas con Discapacidad (SINPROMI), reconoció con la Mención Especial de Arquitectura Accesible 2007 la labor precursora de Metropolitano de Tenerife (MTSA) en favor de la eliminación de las barreras arquitectónicas en el transporte público y en la reurbanización de todo el trazado de la Línea 1 del tranvía.

El certamen, de carácter bienal, nació con el objetivo de promover diseños y maneras de concebir el entorno en los que la accesibilidad se incorpora al proyecto de forma integrada y desapercibida, aspectos que MTSA ha tenido en cuenta para la ejecución de su proyecto.

De acuerdo al Libro Verde de la Accesibilidad en España (2002) este término engloba el “conjunto de características que hacen posible que cualquier entorno, servicio, sistema de gestión o mantenimiento se diseñe, ejecute o sea apto para el máximo número de personas en condiciones de confort, seguridad e igualdad”. Bajo este concepto, MTSA concibió el proyecto de la Línea 1 (L1) Intercambiador-La Trinidad y la futura Línea 2, La Cuesta-Tíncer, con un criterio global, de unión y comunicación entre las personas con independencia de su condición física, psíquica o sensorial, sin la necesidad de adaptaciones ni diseños especializados en el servicio y en el acceso al mismo.

En este trabajo, Metropolitano ha contado con la orientación y asesoramiento de SINPROMI, así como de otras entidades y colectivos de personas con dificultades de movilidad a fin de que el servicio responda a las máximas cotas de accesibilidad. Compromiso que se ha seguido manteniendo tras la entrada en funcionamiento del metro ligero.

La creación de la L1 no sólo llevó aparejada los trabajos propios de instalación de la plataforma tranviaria, sino también una reurbanización de los 12,5 kilómetros de trazado. Una transformación total de las vías con obras de fachada a fachada, con renovaciones de aceras, calzadas, parterres, iluminarias o mobiliario urbano, entre otros aspectos.

r49_tranviaparatodos3Accesibilidad urbanística

Con el objeto de facilitar el acceso a las paradas del tranvía se ha rebajado el nivel en los pasos habilitados para peatones, por lo que carecen de escalón, además de pavimentar sus proximidades con material rugoso (tipo listado) con el objetivo de advertir a las personas con discapacidad visual de la cercanía de un desnivel, un cruce, un paso de peatones, etc.

Por su parte, la calzada de los pasos de peatones cuentan con un parrillado rojo que alertan al viandante que debe permanecer el menor tiempo posible sobre las vías, además de una señal horizontal con la imagen del tranvía que indica la necesidad de mirar a ambos lados.

Paradas

Todas las paradas, 21 en total, presentan en sus extremos rampas de acceso de 5 metros de longitud y tres de ancho, aparte de una  pendiente máxima del 6%. En la propia plataforma de la parada se instaló una banda horizontal estriada para que las personas con  problemas visuales perciban los límites de esta infraestructura y el ancho del vagón. Con esta misma finalidad se han colocado piezas de metal bajo los soportes de publicidad.

En estos puntos los pasajeros cuentan con dispositivos estáticos, dinámicos (pantallas) y sonoros en los que se les ofrecer toda la información sobre el servicio.

Máquinas expendedoras r49_tranviaparatodos4

En todas las paradas se encuentra uno de los principales servicios que ofrece el tranvía como son las máquinas expendedoras donde los usuarios pueden adquirir los distintos tipos de billete. Su utilización es muy sencilla a través de menús ilustrados y táctiles que indican cada unos de los pasos a seguir en diferentes idiomas.

Este servicio está ubicado a una altura accesible para que cualquier persona puede efectuar la operación correspondiente con independencia de su condición física y sensorial. Con este mismo criterio se ha colocado en cada uno de los tranvías un total de 12 máquinas canceladoras, anexas a las puertas, que emiten señales luminosas y sonoras para indicar que la operación se ha realizado de manera correcta.

Conexión parada-tranvía 
El Libro Verde de la Accesibilidad en España contempla como una de las deficiencias habituales y principales del transporte público la diferencia de altura entre la parada y el vehículo.  Esta situación no se da en el tranvía de Tenerife ya que la distancia entre estos elementos es de escasos centímetros, aparte de que están a la misma altura, de modo que se consigue una perfecta conexión y por tanto la entrada y salida de pasajeros en los vehículos es totalmente accesible, sencilla y cómoda.
 

Interior del tranvía r49_tranviaparatodos5

Los vehículos cuentan con plazas reservadas para personas con discapacidad y espacios para el transporte de bicicletas o coches de bebé, prestaciones que no siempre se cumplen en este tipo de transporte guiado como ha denunciado el Libro Verde de la Accesibilidad.

Cada unidad cuenta con 6 puertas automáticas por cada lado, de las que cuatro son dobles para permitir la entrada de sillas de ruedas, coches de bebés o carros de la compra. Disponen de pulsadores visuales, (luminosos e intermitentes) sensibles al tacto, así como señales acústicas que avisan de la apertura y cierre de las mismas para las personas que padecen problemas auditivos y de visión.

Además, el tranvía incorpora dispositivos sonoros y visuales que indican a los pasajeros, en tiempo real, dónde se encuentran, la dirección del tranvía o cuál es la siguiente parada. El confort de su interior se completa con asientos ergonómicos, amplias ventanas, pasillos anchos, barras de apoyo o pasamanos, entre otros aspectos.

Durante el servicio, los tranvías siempre tienen encendida la luz de cruce para que el peatón sepa el sentido de circulación además de avisar con el gong o el claxon de su presencia en todo momento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.