En Santa Cruz de Tenerife se palpa la exclusión, por Ana Mengíbar

Corría el mes de octubre de 2009 cuando, “un grupo de familiares y amigos de personas con discapacidad”, elevábamos la voz reclamando el acceso a la cultura. Se iniciaba una reclamación que se está transformando en la más larga de la historia de la cultura. exclusion cultural y social 2016

La semana pasada quisimos saber si algo había cambiado después de siete largos años y siete mil promesas. Acudimos a Los Lavaderos y al Museo Municipal.

Al llegar a Los Lavaderos una entrada con un escalón de veinte centímetros. Entramos los que pudimos… Ciegos y sordos no encontraron adaptaciones. Preguntamos si había visitas guiadas y la respuesta fue NO. Pedimos las hojas de reclamaciones y…, ¡sorpresa!…, no tenían hojas de reclamaciones. Nos dijeron que teníamos que acudir a las oficinas de Cultura

Luego nos dirigimos al Museo Municipal. Han eliminado el pequeño escalón de la puerta principal y puedes acceder a las salas de la planta baja, pero no a las plantas superiores. El ascensor se ha instalado pero NO FUNCIONA. Tampoco tienen adaptaciones que permitan, a ciegos y sordos, saber “qué se expone”. No hay visitas guiadas y tampoco tenían hojas de reclamaciones…

Saboreando las mieles de la exclusión, fuimos “a las oficinas de Cultura que están frente a las taquillas del Guimerá” (así nos habían dicho en ambos sitios). Allí también un único acceso con otro escalón infranqueable… Y, como guinda de la tarta, sin hojas de reclamaciones… “Tenemos estos impresos que son los que utilizamos en estos casos… Un expone y suplica”, nos dijo la amabilísima funcionaria… ¿Suplica…? ¡Qué chiste!

El día acabó en la Comisión de Sugerencias y Reclamaciones.

Seguimos esperando que el Ayuntamiento de Santa Cruz cumpla con su obligación de atender a todos los ciudadanos. Seguimos esperando que Santa Cruz respete a las personas con discapacidad.

Saben que reclamamos de manera justificada. Intentamos decirlo sin perder el norte de la compostura… Hay ocasiones, les confieso, en las que vuelvo atrás y borro palabras… Palabras que retumban en mi mente porque salen de asociaciones, de padres, de hermanos, de amigos… Palabras que hilvanan frases que resultan tristes… Palabras que gritan al cielo, clamando igualdad. Vuelvo atrás y reescribo el dolor para aliviarlo y no transmitirlo rancio.

Pero hoy no voy a hacerlo.

Estamos cansados de parches, de verlos escapar, por los atajos más inmediatos, para no dar explicaciones. De verlos tirar el dinero en obras mal hechas, en tonterías diversas que no solucionan nada. De ver como pasan los años y no avanzamos… De la desatención, desidia, dejadez.. Estamos cansados de saborear la exclusión…

¿Hablamos de presupuestos?… ¡para qué! Las migajas son para la discapacidad… El presupuesto para ayudas individuales es de risa…. Y esa es otra… Las ayudas individuales… ¿Saben cuánto llevan esperando algunos solicitantes de ayudas para adaptar los baños?… Casi dos años… Pendientes de un informe interno, les dicen… ¿Se puede tener mayor desfachatez? ¿No entienden el sufrimiento de esos familiares que esperan que las sillas de ruedas entren hasta la ducha? ¡Años…!

¿Hablamos de la Mesa de la Accesibilidad?… Cuando se puso en marcha, se convocaban reuniones mensuales. Cuando tomó posesión el último equipo de gobierno, convinieron en celebrarlas trimestralmente. La última convocatoria fue en marzo. ¡Trimestralmente! Otro chiste institucional. Pero crearon unos grupos de trabajo dependientes de la Mesa… ¡Qué barbaridad!… Nos apuntamos unos cuantos -asociaciones y profesionales-… La sorpresa estuvo en un “atento correo” que nos venía a decir: “les pasamos lista de los, hasta ahora, integrantes de este grupo de trabajo, para que se reúnan cuando ustedes quieran y en el lugar que decidan… Miren si quieren plantear algo y cuando lo hayan decidido, nos lo entregan para que el técnico lo estudie y si lo ve viable, lo lleva a la Mesa….” La traducción del correo sería algo así como: “se ven, se toman un cortado, se entretienen un ratito, elaboran una propuesta y ya veremos si se hace o no”.

¿Hablamos de las bases de las ayudas individuales?… ¡Pues claro!… Encargaron a la Comisión Técnica de Discapacidad que presentara un borrador. Las asociaciones que la integran “se lo curraron”. Presentamos un borrador de unas buenas bases… Pero aprobaron un documento donde se contemplan disparates de gran calibre. ¿Saben que para pedir “cualquier ayuda, de cualquier tipo” te piden que tramites la dependencia?… ¡De locos!… Solicitar la dependencia es un derecho y no una obligación y no por ser discapacitado, se es dependiente en todos los casos… El Gobierno de Canarias lleva trabajando desde principios de legislatura para intentar encauzar el desaguisado y el retraso que hay, precisamente, con los verdaderamente dependientes. Deberían, desde la Dirección General de Discapacidad, instarles a modificar esas bases, “carentes de base” para solicitar indiscriminadamente el alta como dependiente, a cualquier solicitante de una ayuda individual para personas con discapacidad… Existirán ayudas que sí se tendrá que acreditar que además de discapacitado es dependiente, pero otras no…

¿Los oyen hablar de taxis adaptados? ¿Saben que hay verdaderos problemas en el muelle con los cruceristas que llegan y necesitan uno? Y no les cuento el problema de los “de casa” con este asunto…

¿Saben lo que está pasando con las terrazas de los bares y restaurantes, que se han adueñado de los espacios públicos y NO HACEN NADA POR CORREGIRLO?

¿Los oyen hablar de discapacidad, para algo más que una “instantánea”? Sinceramente creo que no se puede hacer peor…

El sentimiento de todo el colectivo es de pena. Pena porque, si quisieran, Santa Cruz sería un ejemplo. Pena porque saben la amplitud del bosque, pero enfocan las ramas más cercanas, a conciencia, para no verlo.

Hace unos días decían: “Ya tenemos marca…”.  “El corazón de Tenerife…”.

¡Curioso…!

Un corazón, sin corazón, para las personas con discapacidad.

Ana Mengíbar

Presidenta Queremos Movernos.

Debemos construir un mundo para todos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.