Enrique Arriaga, Cuando estemos en mejor disposición los colectivos más sensibles serán los más beneficiados de una bajada de tarifas

Se licita por lotes la compra de material para carreteras
  • ¿Qué valoración hace de su trabajo en el área tras este primer año desde su llegada al cargo?

Ha sido un año muy convulso, con muchísimas situaciones que no esperábamos, que han imposibilitado que hayamos realizado todo el trabajo que teníamos programado para este año. Eso no quita que nos hayamos tenido que sobreponer y tomar decisiones, algunas bastante complicadas, para solventar las situaciones que se han ido dando, como la pandemia, el cero energético, la calima, los incendios, la crisis de Thomas Cook. Todas estas cosas han ido salpicando la legislatura con interrupciones y aunque no hayamos podido hacer todo lo que queríamos ha sido un año muy positivo porque hemos aprendido mucho, y en cuanto a la forma de resolver y afrontar todas estas situaciones sobrevenidas creo que hemos estado a la altura y hemos sabido dar una respuesta a los ciudadanos.

 

  • ¿Han podido enderezar el desastre económico y social que según sus palabras han dejado los 30 años de Coalición Canaria al frente de la institución?

Estamos en ello. Ha habido un entramado de empresas en el sector público del Cabildo donde a la hora de analizar cuál era su estado para planificar estos cuatro años de legislatura nos hemos encontrado con situaciones que pueden ser constitutivas de delito, y otras irregularidades que hacen que muchas empresas sean inviables y otras estén en proceso de disolución. Pero el problema es que son empresas que son necesarias, por eso durante este año hemos intentado desenredar esa madeja de situaciones económicas, del personal, de compromisos adquiridos, etc., de tal manera que las empresas vuelvan a estar limpias y preparadas para lanzarse en estos tres próximos años y que sirvan al fin para el que se crearon.

 

  • ¿Cómo se ha vivido desde el Cabildo y desde el área la crisis del COVID – 19?

Con mucha intensidad. Antes de declararse el estado de alarma estábamos teniendo reuniones el grupo de gobierno para regular los servicios que se prestaban por parte del Cabildo, y una vez llegada la pandemia y el estado de alarma hemos estado constantemente tomando decisiones para garantizar los servicios esenciales, para poner todas las medidas de contención posibles para que el virus no se expandiera, y a la vez estableciendo un plan de reactivación económica y social para la isla, en el que se iban contemplando todas las ayudas necesarias para los que peor lo estaban pasando, y también para la reactivación de la economía. Ha sido una etapa en la que, mientras todo el mundo estaba confinado en su casa, aquí en el Cabildo no hemos parado mañana y tarde, porque las decisiones había que tomarlas de un día para otro, la situación era muy cambiante, y lo que hoy valía mañana ya no, una situación bastante compleja que creo que hemos salvado con buena nota.

 

  • ¿Qué medidas se han tomado para adaptar el transporte público a la nueva normalidad?

Adaptarnos continuamente a la oferta y la demanda. Las medidas preventivas se han ido implementando conforme se publicaban las diferentes órdenes ministeriales y los reales decretos, la mascarilla ha llegado para quedarse, el efectivo no se puede utilizar, las medidas higiénicas y de limpieza de los vehículos se siguen manteniendo, pero la parte en la que más se ha trabajado quizás es en ir ajustando la oferta y la demanda. Llegamos a estar en el momento más restrictivo del confinamiento a un 5% de nuestra ocupación normal, ahora estamos entre un 70 y un 75%, y a medida que se iba avanzando de fases aumentaban los usuarios y teníamos que ir cambiando constantemente las frecuencias y las rutas, reajustándolas en base a los programas informáticos con los que trabajamos, con alguna incidencia menor, pero si analizamos el global de TITSA podemos decir que ha salido todo bien.

 

  • ¿Está garantizada la rentabilidad de las empresas públicas de transporte ante la nueva situación?

Son empresas públicas, por lo tanto, las pérdidas que han tenido tendrán que cubrirse de alguna manera, porque el servicio público hay que seguirlo prestando. Estamos en negociaciones con el Ministerio de Fomento y con el Gobierno de Canarias para participar en los fondos de compensación que hay a nivel estatal para cubrir las pérdidas del transporte público interurbano, urbano y metropolitano y esperemos que con las cuantías que nos lleguen desde el Ministerio de Fomento podamos cubrir las pérdidas que ha tenido el transporte público de Tenerife y que a final de año no tengamos pérdidas.

 

  • ¿Teme que esta situación haga perder viajeros al transporte público en favor del vehículo privado y pueda suponer un colapso de nuestras carreteras?

La estimación más pesimista es que perdamos un 20% de los usuarios del transporte público. Eso significa que ese 20% va a acudir al vehículo privado, y si ya de por si las carreteras están bastante colapsadas pues vamos a tener problemas. Esperemos que no y que con las nuevas medidas que se van a implantar, como las clases por la mañana y por la tarde, o el teletrabajo, la afluencia a las vías sea menor. Vamos a realizar una campaña muy fuerte para recuperar a esos usuarios del transporte público y vamos a ver cómo podemos incentivarlo. Incentivos económicos no podemos ofrecer, pero si rapidez con los carriles bus en los que estamos trabajando.

  • ¿Qué grandes proyectos van a priorizar en la isla de Tenerife en materia de movilidad, con las dificultades económicas que se avecinan?

En primer lugar, hacer el Plan Insular de Movilidad Sostenible, que no existía, ya que todas las actuaciones que se hacían en carreteras, vías y transporte se hacían cuando iba surgiendo la necesidad. Nosotros vamos a sacar a concurso un Plan Insular de Movilidad Sostenible de aquí a 20 años, de tal manera que queden perfectamente integradas las infraestructuras que se están realizando ahora y que refleje además las previstas para los próximos 20 años con los tráficos y las demandas futuros. Ahora estamos implantando instalaciones, como pueden ser el cierre del anillo insular entre El Tanque y Santiago del Teide, que estaban previstas y calculadas para el tráfico de hace 10 años, y que ahora necesita un segundo carril que implica replantearlo y que se retrase. Por eso para nosotros es fundamental que haya un instrumento de planificación, que será este plan, y que contemplará todo, medios de transporte, recorridos, corredores, otras formas de movilidad, de tal manera que quede todo planificado y con los pasos claros.

 

  • Recientemente han abaratado el transbordo en los bonos de los jubilados y las personas con discapacidad. ¿Cómo valora esta medida y que otras contemplan para fomentar el uso del transporte público por las personas con discapacidad, haciéndolo más accesible?

Esta era una demanda que existía desde hace mucho tiempo, el que los trasbordos estuvieran subvencionados también. Hemos tenido problemas técnicos con las tarjetas programables, y por eso ha tardado tanto. Esto fue una promesa electoral que hicimos en su momento a la Asociación Queremos Movernos, y tenemos algunas más previstas, como que los acompañantes de las personas con discapacidad tengan también bonificación o que incluso puedan viajar de forma gratuita. Teníamos un plan ambicioso de bajada de tarifas, pero a consecuencia del Covid y de las pérdidas de las empresas lo hemos tenido que retrasar hasta que estemos en mejor disposición, y los colectivos más sensibles serán los más beneficiados de esa bajada de tarifas.

 

  • Desde el Cabildo continúan apostando por la innovación como alternativa de desarrollo económico, y la crisis del coronavirus ha mostrado nuestra alta dependencia del turismo. ¿Qué línea van a seguir en este sentido?

Estamos trabajando muchísimo en el área de innovación, y de hecho no había un plan en este sentido, solo Tenerife Innova, que no era un plan sino la suma de actuaciones que no tenían nada que ver una con otra. Por eso estamos en proceso de licitación del Plan Director de Innovación para la isla de Tenerife para los próximos cuatro o cinco años, que fomentará y atraerá la creación de empresas internacionales que puedan estar deslocalizadas, a las que pondremos todas las facilidades para que se implanten en Tenerife, y desde aquí puedan desarrollar su trabajo a nivel mundial. Esto creara empresas en Tenerife que se beneficiarán de la Zona Especial Canaria y sobretodo generará trabajo de calidad, conjuntamente con el Servicio Canario de Empleo y con el Cabildo, ofreciendo teletrabajo a las empresas desde un sitio agradable para vivir y donde tenemos la tecnología necesaria: cable submarino, ordenadores, servidores, y los espacios en el Parque Científico. De esta manera el PIB de innovación irá subiendo mucho más y no dependeremos tanto del turismo, porque ya hemos visto que con la pandemia y decisiones como las del gobierno inglés estamos en una situación de inseguridad en la que no dependemos de nosotros mismos. Esta es la vía y por ella estamos apostando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.