La oficina de Atención a la Ciudadanía de Ingenio, cardioprotegida

La oficina de Atención a la Ciudadanía de Ingenio, cardioprotegida

La oficina de Atención a la Ciudadanía de Ingenio se convierte en espacio cardioprotegido

Las dos dependencias públicas y la Policía Local contarán con desfibriladores semiautomáticos externos para reaccionar ante cualquier eventualidad

La Oficina de Atención a la Ciudadanía de Ingenio es ya un Espacio Cardioprotegido tras la instalación de un aparato desfibrilador externo semiautomático (DESA), que también se colocará próximamente en la OAC de Carrizal y otro portátil al servicio de la Policía Local de la Villa de Ingenio, que ya está activado, para reaccionar ante cualquier eventualidad y reducir así el porcentaje de mortalidad asociado a episodios cardiacos que se puedan dar.

La oficina de Atención a la Ciudadanía de Ingenio se convierte en espacio cardioprotegido

La instalación de estos dispositivos viene de la mano de un convenio firmado entre el Ayuntamiento de la Villa de Ingenio y la empresa ISCAN Servicios Integrales SL, por el cual se le cede a esta empresa de gestión de servicios de transporte sanitario terrestre, aéreo y marítimo, sanitarios y de atención a la dependencia, la escuela de Los Vélez, en el barrio de El Cristo, para ubicar una base operativa de ambulancias a cambio de la instalación de estos desfibriladores en edificios públicos y uno para la Policía Local.

Según estudios, el 85% de las muertes por ataques cardiacos se produce a consecuencia de un fallo en la fibrilación ventricular, es decir, cuando se produce un cese de la circulación de la sangre por el cuerpo.

Ante esta situación, si no se actúa de manera inmediata, la muerte de la víctima es irreversible. Solo la desfibrilación puede salvar la vida del paciente, de ahí la decisión de colocar estos aparatos en lugares donde hay tránsito de personas.

La alcaldesa de la Villa de Ingenio, Ana Hernández, explica que “son pequeñas unidades portátiles, muy fáciles de manejar y que en la mayoría de los casos permiten salvar vidas porque están diseñadas para reanimar al paciente tras el infarto, aplicando para ello una descarga eléctrica al corazón que le permite retomar su pulso normal”.

Ana Hernández afirma que “cualquier persona puede estar capacitada para usarlos tras una o dos sesiones de formación, que entran también dentro de este convenio y que recibirá el personal del Ayuntamiento para hacer un uso correcto de estos desfibriladores”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.