Las Jornadas Forestales reflejan acciones de conservación ambiental

Las Jornadas Forestales reflejan acciones de conservación ambiental

Las Jornadas Forestales de Gran Canaria reflejan la revisión constante de las políticas y acciones de conservación ambiental del Cabildo”

Antonio Morales, presidente del Gobierno Insular, afirma que el trabajo realizado “nos convierte en una institución ejemplar en la realización de los programas LIFE de la UE y el impulso de acciones innovadoras”

El evento, organizado por la Consejería insular de Medio Ambiente, en colaboración con la ULPG y el colectivo La Vinca, se desarrolla desde hoy hasta el próximo sábado

“Las Jornadas Forestales de Gran Canaria son una cita imprescindible para la divulgación ambiental. Y el hecho de que se aproxime a su edición número 30 es una muestra de la necesidad de revisar y de actualizar permanentemente las políticas y acciones de conversación y restauración ambiental que lleva a cabo el Cabildo de Gran Canaria, con la colaboración imprescindible de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, el conjunto de organismos y entidades de la Isla, el Gobierno de Canarias y el sector privado y la sociedad civil”. Así lo ha asegurado hoy el presidente de la Corporación Insular, Antonio Morales, en el Paraninfo de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, en la inauguración de este evento.

Las XXVIII jornadas forestales de Gran Canaria, que se desarrollarán desde hoy hasta el próximo sábado, son una iniciativa organizada por la Consejería insular de Medio Ambiente, en colaboración con la ULPGC y el Colectivo La Vinca, Ecologistas en Acción, para ofrecer información cercana y práctica, y ser un punto de encuentro donde compartir experiencia, dentro del medio rural y natural de la Isla, orientado al uso y gestión del mundo forestal.

En su intervención, Morales ha resaltado que, aunque queda camino por recorrer, es indudable que el trabajo de los técnicos, los programas de investigación científica y la experiencia “han permitido que, hoy, Gran Canaria esté desarrollando un importante número de acciones de reforestación y restauración de ecosistemas, lo que nos convierte en una institución ejemplar en la realización de los programas LIFE de la Unión Europea, así como en el impulso de iniciativas innovadoras, como el céntimo verde”.

De hecho, el presidente del Gobierno Insular ha concretado que el Cabildo planta entre cada año 150.000 y 200.000 árboles producidos en sus propios viveros, “en un trabajo que combina el buen hacer y la experiencia de los viveristas con los más avanzados conocimientos de biología, procedentes de las líneas de investigación del Jardín Botánico Viera y Clavijo y de la ULPG, lo que permite una mejora constante de la supervivencia de las plantaciones”, ha matizado.

Se ha referido, asimismo, al cambio climático y a la necesidad de mitigar sus efectos y de adaptarnos a sus consecuencias, “para evitar una catástrofe humana, medioambiental y económica, para los territorios y colectivos más vulnerables”. Dos acciones en las que “el sector forestal juega un papel fundamental”, ha dicho, para recordar que el Cabildo ya cuenta con la Estrategia de Adaptación al Cambio Climática, el primer plan de esta índole que aprueba una institución en Canarias, en el que se proponen medidas para afrontar este reto.

Morales también ha puesto en valor la figura de la mujer, “cuya aportación siempre ha sido fundamental en los entornos rurales y lo sigue siendo en la conservación ambiental y forestal”, ha apostillado. Y es que las jornadas se han iniciado con la ponencia ‘Voces acalladas: mujeres del sector ambiental y forestal de Gran Canaria’, que da voz y espacio al trabajo que realizan en este ámbito. Posteriormente, se ha profundizado en la restauración ambiental, se han compartido imágenes y datos de los 30 años del proceso restaurador que se sigue en la montaña de Osorio y se ha abordado la recuperación de la sabina en la Isla.

Tras la inauguración, con la participación del presidente insular y el Rector de la ULPGC, se presentaron las ponencias previstas, comenzando por ‘Voces acalladas: mujeres del sector ambiental y forestal de Gran Canaria”, a cargo de Pilar Pérez Suárez, gestora de la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria y Nerea Santana Medina, de la Cooperativa Teyra. Pilar Pérez destacó en su intervención cómo, con la investigación social que se ha llevado a cabo, “las entrevistadas han dado voz a una multitud de mujeres que han trabajado toda su vida a la sombra de los hombres, en el ámbito rural y forestal, y a las que nunca se ha reconocido la importante labor que han desarrollado ni se ha valorado que han sido las protagonistas del efecto aglutinador y de la unión comunitaria que fomentaban y mantenían”.  Ha recalcado, asimismo, la metodología empleada en el estudio, basada en entrevistas personales a un grupo de mujeres de entre 25 y 86 años, “que no se han centrado en su trayectoria profesional, sino en las historias de vida de estas personas que hay que cuidar, porque están en peligro de extinción en la España vacía”.

Acto seguido, intervino David Ramírez Medina, ingeniero técnico forestal, para explicar los trabajos de restauración de masa forestal de Pinus radiata en Montaña Codeso, San Mateo. Continuó la sesión con la participación de Miriam Ruiz Galván, graduada en Biología, para hablar sobre el análisis de la huella y sumidero de carbono del os proyectos de restauración de hábitats de Canarias, con los casos de Finca Tifaracás (Gran Canaria) y Montaña Amarilla (Tenerife). Miriam Ruiz ha concluido que el balance entre las emisiones de CO2 que provoca el trabajo de las unidades de restauración de hábitats en Canarias y el nivel de absorción de ese mismo CO2 de las especies plantadas es siempre positivo.  “A lo largo de los años, la captación de CO2 por parte de la vegetación es mucho mayor que el volumen que se ha emitido, independientemente de la tipología de las actuaciones empleadas, ya sea manual o mecánica, así como del ecosistema restaurado, tanto si es de matorral como arbóreo, porque el ecosistema está en constante movimiento”, ha recalcado. La joven bióloga ha expuesto varias propuestas destinadas a mejorar la eficiencia de los proyectos de restauración de hábitats, sobre los que ha incidido en que “proporcionan importantes beneficios ambientales”.

Jorge Naranjo Borges, ingeniero de Montes, disertó sobre la reforestación de la montaña de Osorio, un proceso de más de treinta años. “La Montaña de Osorio es la reforestación continua más grande de Gran Canaria y es una realidad, gracias a las administraciones públicas y al gran número de particulares y colectivos que han aportado su esfuerzo a esta tarea”, ha afirmado Jorge Naranjo. El ingeniero de Montes ha recordado las fases por las que ha pasado este proceso en los últimos 30 años, desde la etapa previa de experimentación de mediados de los 80, hasta la de iniciación, a finales de esa década, en la que se plantaron 8 hectáreas de laurisilva; pasando por la de consolidación, en los años 90, cuando se repoblaron 20 hectáreas a la vez y con individuos más fortalecidos; y la de densificación, que se desarrolla desde el 2000. Hoy, Osorio cuenta con 75 hectáreas de bosque, que ya produce semillas y crece solo, y donde conviven especies nativas, germinadas de semillas de plantas madre de Gran Canaria y algunas rescatadas de la extinción, como el madroño, el aderno y la hija. Para Naranjo, el futuro pasa por “elaborar un plan de trabajo continuo, para seguir reforestando, porque hay terrenos y conocimientos para ello”.

Por último, José Julio Cabrera Mujica, geógrafo, intervino para explicar la recuperación de la sabina y su potencial para la reforestación, por su capacidad de aprovechamiento de aguas negras y su adaptación a diferentes tipos de terrenos, de costa a cumbre, con ejemplos en las islas de Lanzarote o Fuerteventura, siendo un tipo de árbol de madera noble.

La actividad de mañana, jueves, estará centrada en analizar distintas exposiciones relacionadas con las especies exóticas invasoras. Y el viernes, las y los ponentes disertarán sobre el enfoque multidisciplinar en la restauración forestal, los cambios en los viveros forestales, la reciente Certificación del Servicio Ecosistémico Agua en los pinares de la cumbre grancanaria, dos iniciativas de educación vinculada a los bosques y la inclusión del conejo en el catálogo de especies exóticas invasoras. El día terminará con la proyección del corto audiovisual ‘La savia de las mujeres. Vidas que siembran isla’.

Las jornadas se cerrarán el sábado, día 13, con una salida al campo, en la que las y los participantes conocerán las restauraciones forestales que se han realizado en el barranco de Jiménez y en la montaña de Osorio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.