Los Realejos, Bienestar Social abre la convocatoria de ayudas individuales a mayores y discapacitados dotada con 50.000 euros

El plazo para presentar solicitudes se encuentra abierto hasta el próximo 30 de abril a través del PIAC o en las UTSNOELIAGONZÁLEZDAZA2014

La concejala de Bienestar Social de Los Realejos, Noelia González, ha anunciado la apertura del plazo para presentar solicitudes a las ayudas individuales a mayores y discapacitados, cuya partida presupuestaria es de 50.000 euros. El período concluye el próximo 30 de abril. Se deben formalizar a través del registro de entrada del Ayuntamiento en su Punto de Información y Atención al Ciudadano (PIAC), o a través de las distintas Unidades de Trabajo Social (UTS) distribuidas por el municipio en La Montaña, Palo Blanco, Icod el Alto y Toscal Longuera.

“Esta línea de apoyo y acción social son instrumentos de que dispone este Ayuntamiento para atender la demanda de colectivos que pueden resultar desfavorecidos en determinadas situaciones, como pueden ser mayores o discapacitados”, explica Noelia González. “Un nuevo esfuerzo en políticas sociales nos permite mantener el presupuesto de 50.000 euros para satisfacer estas ayudas, 250.000 para las ayudas de emergencia social o un incremento hasta los 50.000 euros en las rehabilitación de viviendas”, destaca.

El pasado ejercicio 2013 las ayudas individuales atendieron las necesidades de 136 realejeros, 50 de ellos mayores y 86 personas con discapacidad. En el primer grupo se resolvieron ayudas para tratamientos bucodentales, audífonos, gafas, enseres o medicamentos, entre otros, mientras que para los casos de personas con diversidad funcional se atendió a la eliminación de barreras en sus viviendas, el transporte a centros especializados de discapacidad, gastos ortopédicos o tratamientos fisioterapéuticos, fundamentalmente.

“No podemos obviar que las personas que tienen reconocido cierto grado de minusvalía requieren de una atención especial, y que se da la circunstancia también de que la población envejece, por lo que una concejalía como la de Bienestar Social tiene que trabajar de manera directa en los dos frentes que nos ocupan”, indica Noelia González.

El objetivo de las referidas ayudas es atender el estado o situación de necesidad derivado de las condiciones físicas, psíquicas, sensoriales, sociales y económicas ocasionadas, bien por el efecto del envejecimiento, o bien por el de la discapacidad en cuestión. Se trata de ayudas individuales del Ayuntamiento de Los Realejos de pago único para la convocatoria anual que se abre y que no son incompatibles con otras que puedan ofrecer distintas administraciones.

En el caso concreto de las ayudas individuales a mayores podrán ser beneficiarios aquellas personas que con 60 años cumplidos carezcan de medios económicos suficientes, una renta per cápita de la unidad familiar no superior al salario mínimo interprofesional vigente. Las bonificaciones en este caso pueden ir desde ayudas a servicios de comedor, arreglo y mejora de vivienda o adaptación de la misma, reposición de enseres del hogar, gastos de transporte para traslado a centros de rehabilitación o atención, gastos derivados de tratamientos de rehabilitación o adquisición de prótesis no cubiertas por el Servicio Canario de Salud, entre otras.

Para las ayudas individuales a discapacitados, podrán ser beneficiarios aquellos que ostenten la condición legal de minusvalía tal y como reconoce el Real Decreto 1971/1999 de 23 de diciembre, que determina los ditintos grados de discapacidad según la Dirección General de Bienestar Social del Gobierno de Canarias. Además se toma en cuenta el mismo requisito de que se carezca de medios económicos suficientes, es decir, una renta per cápita de la unidad familiar no superior al salario mínimo interprofesional vigente.

Son personas que por su condición física o psíquica han visto afectada su autonomía personal, social o económica, por lo que el Ayuntamiento trata de mitigar esos efectos pueda tener en su desarrollo humano o social. Entre los gastos sobre los que se pueden derivar ayudas se encuentran los propios de los tratamientos terapéuticos y de rehabilitación, la asistencia especializada con la adquisición de productos rehabilitadores o alojamientos temporales por respiro familiar, los desplazamientos a centros específicos o acciones formativas en régimen especial exigidas por el propio proceso rehabilitador.

Una vez se presenten las referidas solicitudes de una u otra modalidad hasta el 30 de abril, serán los técnicos municipales del área de Bienestar Social los que estudien a fondo los casos para posteriormente establecer un protocolo de priorización en la distribución de los 50.000 euros presupuestados para la suma de ambas ayudas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.