Mujeres con discapacidad reclama protección contra la violencia machista

Mujeres con discapacidad reclama protección contra la violencia machista

Mujeres con discapacidad reclaman medidas de protección contra la violencia machista que se adecúen a la nueva situación sobrevenida por el COVID-19

CEMUDIS, COCEMFE, CIMUDIS y FENAMUDIP han celebrado esta tarde la segunda jornada de un ciclo de conversatorios con mujeres con discapacidad para visibilizar las distintas formas de violencia y cómo ha influido la pandemia en los distintos países  

Estas entidades piden incorporar los indicadores ‘mujer’ y ‘discapacidad’ en las investigaciones, registros y estadísticas oficiales para legislar correctamente, así como medidas para facilitar denuncias anónimas por parte de las víctimas

CEMUDIS, COCEMFE, CIMUDIS y FENAMUDIP, como entidades de representación de las mujeres con discapacidad en España y en los países de América Latina y el Caribe, han celebrado esta tarde el segundo conversatorio con mujeres con discapacidad, titulado ‘Violencia y Confinamiento. Todas sus caras’, el cual, ha versado sobre los distintos tipos de violencia machista durante el confinamiento y la situación actual en la nueva normalidad.

Durante la jornada, las mujeres con discapacidad han destacado la necesidad de “elaborar planes de acción nacionales para la protección de las mujeres y niñas con discapacidad contra toda forma de violencia, así como adaptar los planes existentes a la nueva realidad que se plantea ante el COVID-19”.

Mujeres con discapacidad reclaman medidas de protección contra la violencia machista que se adecúen a la nueva situación sobrevenida por el COVID-19

“Es imprescindible que la información sobre el acceso a recursos de denuncia, apoyo psicosocial o protección jurídica sean accesibles y comprensibles”, han coincidido en demandar sus participantes, así como “protocolos de coordinación entre los principales actores involucrados en la prevención, detección y detención de la violencia machista: los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, los servicios sociales y sanitarios y las organizaciones sociales especializadas en la materia”.

El conversatorio ha contribuido a visibilizar las distintas formas de violencia que viven las mujeres y niñas con discapacidad en función de los diferentes contextos sociales, económicos y políticos y cómo la pandemia ha contribuido a intensificar estas situaciones.

En este sentido, las entidades participantes han reclamado que las mujeres y niñas con discapacidad “tienen derecho a que se legisle también para ellas” puesto que “la merma en terapias durante el estado de alarma ha producido un deterioro en la autonomía personal que las mujeres con discapacidad no nos podemos permitir”, ha denunciado Mónica Álvarez, vicepresidenta de CEMUDIS, que reivindica a su vez medidas específicas de protección a las víctimas y un modelo nuevo donde lo social y sanitario vayan de la mano.

En concreto, se ha destacado que cuando se impuso el estado de alarma se regularon medidas para mujeres víctimas de violencia de género, pero no se recogieron las necesidades y formas de violencia de las mujeres con discapacidad.

Es fundamental, por lo tanto, incorporar el indicador ‘mujer’ y ‘discapacidad’ en las investigaciones, registros y estadísticas oficiales, puesto que, “si no se recoge el dato es muy difícil que se legisle conforme a la realidad social que vivimos de una forma justa e igualitaria”.

Por otra parte, durante la jornada se ha puesto énfasis en la importancia de implementar medidas concretas que faciliten la denuncia anónima y sin riesgos por parte de las víctimas, así como la creación de un servicio especializado que cuente con los recursos suficientes para la inspección y seguimiento de cada caso, con medidas específicas para la protección inmediata y separación del agresor de las víctimas.

El conversatorio ha contado con la participación de la vicepresidenta de CEMUDIS, Mónica Álvarez; la presidenta fundadora de CIMUDIS, Cristina Francisco; la coordinadora nacional del Circulo de Mujeres con Discapacidad (CIMUDIS), Soraya Santos; la presidenta de FENAMUDIP, Laura Muñoz y la presidenta de ADECEP Perú, Esperanza Villafuerte.

La jornada, que ha contado la financiación del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades y de la Fundación ONCE, ha concluido con la lectura de un manifiesto conjunto de todas las entidades promotoras de esta iniciativa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.