Mujeres palestinas participan en Gran Canaria en un proyecto de formación

El consejero insular de Cooperación Institucional y Solidaridad, Antonio Hernández Lobo, mantuvo un encuentro con  mujeres procedentes del campamento de refugiados de Balata (Cisjordania) y con varios miembros de la Comunidad Palestina en Canarias.Cab.GCanariaSolidaridadPalestina1

El consejero insular de Cooperación Institucional y Solidaridad, Antonio Hernández Lobo, ha mantenido un encuentro con la directora del Centro de Mujeres del campo de refugiados de Balata  en Nablush (Cisjordania), Ibtisam Mizzher, con varias mujeres palestinas integrantes del proyecto “Formación en Shiatsu para Mujeres del Campo de Refugiados en Balata, Nablus”, subvencionado por el área de Solidaridad Internacional del Cabildo de Gran Canaria,  representantes de la ONG Al Zeitum, encargada de la ejecución del proyecto, y con diversos miembros de la Comunidad Palestina en Canarias.

Desde el pasado viernes, 9 de agosto, el colectivo de mujeres palestinas se encuentra en la isla de Gran Canaria, donde se ejecuta la segunda fase del programa que finalizará el próximo 6 de septiembre. Hernández Lobo señaló que el Cabildo de Gran Canaria ha trabajado en diferentes proyectos en colaboración con la Comunidad Palestina en Canarias y la organización no gubernamental Al Zaitum.

En este sentido, el consejero insular recordó que la primera parte del proyecto se realizó en el Centro de Mujeres de Balata, cuya ampliación se llevó a cabo gracias a las diferentes subvenciones aportadas por el área de Solidaridad Internacional del Cabildo.

La Consejería de Cooperación Institucional y Solidaridad ha aportado a la Comunidad Palestina en Canarias un total de 40.000 euros en 2011 para la realización de un proyecto en los campos de refugiados de Balata destinado a la ampliación del Centro de Mujeres y 4.000 euros en 2012 para la formación orientada al empleo de la población femenina a través de distintos cursos.

Cab.GCanariaSolidaridadPalestinaIbtisam Mizzher hizo referencia a la importancia de las actividades que ofrece el centro a la población palestina femenina. “A través de cursos de formación laboral, cocina, repostería, y shiatsu se intenta apoyar  las mujeres más desfavorecidas del campo de refugiados de Balata donde habitan algo más de 28.000 personas en un espacio territorial reducido”.

Las actividades que se desarrollan en el centro tienen como objetivo la formación de las participantes y aliviar la tensión diaria que se vive en la zona; además de brindar la posibilidad de que estas mujeres tengan diferentes perspectivas de futuro a través del asesoramiento ofrecido por  gabinete psicológico del centro.

La Escuela Internacional de Shiatsu de Gran Canaria colabora con la Comunidad Palestina de Canarias, Al-Zeitum y el Cabildo de Gran Canaria en el proyecto de formación de terapeutas de Shiatsu de un grupo de cuatro mujeres procedentes del campo de refugiados. En Julio del año 2011, una de las profesoras de la Escuela Internacional de Shiatsu, Adelina Abdola, acudió de forma voluntaria a Balata para impartir un curso intensivo de tres semanas del nivel uno de Shiatsu.

Adelina Abdola indica que “ahora en Gran Canaria se impartirán los niveles dos y tres con el objetivo de completar la formación y, al mismo tiempo, brindar la oportunidad a esta mujeres de salir de su entorno, crear un proceso de integración con el resto de las alumnas y ofrecerles la oportunidad de conocer otra cultura diferente”.

La presidenta de la Comunidad Palestina en Canarias, Lola Kurson,  manifestó que la existencia de este tipo iniciativas no sólo favorece a la población femenina palestina. “Beneficia a la población en general a través de los conocimientos que aportan las diferentes actividades, se contribuye a fomentar la formación y repercute, al mismo tiempo, en la salud física y mental de quienes participan en las mismas y su entorno más cercano”, señaló.

Según Hernández Lobo “establecer cauces para transmitir los logros alcanzados a los ciudadanos es tan importante como el apoyo económico” e insistió en la necesidad de redoblar esfuerzos en el área de la sensibilización para que organizaciones de estas características transmitan a la ciudadanía los problemas que cada día afrontan, el trabajo que realizan y los objetivos alcanzados.

Durante el encuentro,  Lola Kurson agradeció al Cabildo de Gran Canaria y al consejero de Solidaridad, Antonio Hernández Lobo, “su especial sensibilidad con la causa palestina” y alabó “la buena predisposición del mismo para continuar apoyando las acciones de la Comunidad Palestina en Canarias”.

Las mujeres participantes en este proyecto se alojarán en el Centro Insular de Juventud de San Antonio, en Las Palmas de Gran Canaria, gracias a la colaboración de la Consejería de Juventud e Igualdad del Cabildo Insular.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.