Pautas para diseñar proyectos de senderos accesibles

Pautas para diseñar proyectos de senderos accesibles
El Centro de Visitantes de Cruz del Carmen ofrece rutas por Anaga para personas con diversidad funcional En el Parque Rural existen dos recorridos adaptados, el tramo 1 del sendero de los sentidos y el sendero accesible de la Pista de las Hiedras El Centro de Visitantes de Cruz del Carmen, en el Parque Rural de Anaga, ofrece desde la entrada de la primavera la segunda edición del programa Ruta Pasapanaga, una iniciativa que propone un recorrido por el tramo adaptado de la Pista de las Hiedras en el que personas con diversidad funcional pueden adentrarse en el corazón del Monteverde para conocer los valores naturales y culturales del Parque Rural de Anaga y así poder entender su pasado, su presente y la importancia que tiene su conservación. Todo ello a través de actividades conducidas por los guías del parque en las que la participación y el uso de los sentidos son claves. ?La atención a la diversidad es un reto en la gestión de los espacios naturales, es por ello que tanto en Anaga como en otros espacios naturales estemos implementando tramos o senderos completos adaptados a necesidades especiales?, ha indicado la consejera de Gestión del Medio Natural, Isabel García. En el caso del Parque Rural de Anaga, ?el equipo de guías del Centro de Visitantes de Cruz del Carmen desarrolla un interesante trabajo con asociaciones y grupos que lo solicitan para poder acercar a la ciudadanía ofertas accesibles relacionadas con este entorno tan exclusivo como es el macizo de Anaga?, señaló la consejera. El recorrido de aproximadamente dos kilómetros ida y vuelta y sus paradas permiten comprender como la palabra Anaga contiene todos los elementos que hacen de este paisaje un lugar único y especial. A lo largo de los últimos dos meses los guías del centro de visitantes han realizado esta actividad con varios colectivos y asociaciones como Coordicanarias, Asocide, conformado por personas con sordoceguera, Asmipuerto, que atiende a personas con diferentes tipos de diversidad funcional, Funcasor, personas sordas del centro residencial ?En compañía?, y Cruz Roja de Icod y Tacoronte, con personas usuarias del proyecto de Atención a cuidadores/as de pacientes con discapacidad. Desde el parque se ha hecho un gran esfuerzo para hacer accesible el territorio y su disfrute a todas las personas. Existen dos senderos adaptados como son el tramo 1 del sendero de los sentidos y el sendero accesible de la Pista de las Hiedras. La iniciativa de la ruta guiada Pasapanaga pretende ser un paso más en esta dirección acercando la Educación Ambiental y la interpretación del patrimonio a las personas que habitualmente suelen tener más dificultades para hacerlo.

El Cabildo recoge en un manual pautas para diseñar proyectos de senderos accesibles

La directora insular de Turismo, Laura Castro, señala que este manual, pionero en España, “se constituye como hoja de ruta para todo proyecto de sendero accesible que se redacte”

El Cabildo de Tenerife, a través de la Dirección Insular de Turismo, ha recogido en un manual las pautas para diseñar proyectos de senderos accesibles, con el objetivo de homogeneizar su diseño para ofrecer una imagen, equipamiento y servicios adaptados unificados.

La directora insular de Turismo, Laura Castro, señala que “este manual es pionero en España y desde el Cabildo se ha impulsado su elaboración, en colaboración con las áreas de Gestión del Medio Natural y Acción Social, con el objetivo de marcar una hoja de ruta para todo proyecto de sendero accesible que se redacte. La idea es que se homogeneicen los parámetros de diseño y pretendemos que sirva también de referente para proyectistas que necesiten diseñar un sendero inclusivo”. Castro aclara que su elaboración se apoya en la experiencia de países con amplia trayectoria en la regulación de intervenciones accesibles en el medio natural, como Estados Unidos o Canadá.

“En la actualidad no hay normativa específica en medio natural para la accesibilidad. El objetivo de este manual es contribuir a tal fin, constituyéndose como una guía técnica para el diseño de los senderos con accesibilidad de la isla, ya existentes o de nueva creación, garantizando una homogeneidad de criterios a la hora de abordar un ámbito, el espacio natural, que carece de regulación específica en esta materia”, puntualiza la responsable insular.

El Cabildo recoge en un manual pautas para diseñar proyectos de senderos accesibles

Por su parte, la vicepresidenta tercera y consejera insular de Acción Social, Marián Franquet, destaca “la importante función que cumple este manual, cuyo contenido se ha coordinado con Sinpromi, para trabajar de manera conjunta desde los respectivos departamentos en la atención a la diversidad de las personas y, en especial, de las personas con  movilidad y comunicación reducida, favoreciendo la conexión con la naturaleza, algo vital para nuestra salud y bienestar”.

“La homogeneización de los proyectos es una herramienta clave para desarrollar casos de éxito y, en lo que se refiere a los senderos, es importante contar con este manual, que servirá para proponer recorridos adaptados y con la señalización y elementos de seguridad unificados”, indica, asimismo, la consejera de Gestión del Medio Natural y Seguridad, Isabel García, responsable del mantenimiento y la gestión de la Red Insular de Senderos.

“Desde el área de Gestión del Medio Natural nos hemos propuesto mejorar el entramado de esta red de senderos y facilitar su accesibilidad en la medida de las posibilidades, siempre respetando los entornos y tratando de intervenir lo menos posible”, apuntó. Por ello “este manual será de gran ayuda para las futuras propuestas en la elaboración de proyectos”, añade.

Tenerife cuenta con doce senderos accesibles, localizados en Las Lagunetas (1), Parque Nacional del Teide (7), Teno (2), y Parque Rural de Anaga (2). De los 1.200 kilómetros de senderos con los que cuenta Tenerife, 9,8 kilómetros se encuentran adaptados.

Para Laura Castro, la Red Insular de Senderos de Tenerife constituye un importante y valioso ámbito en el que se desarrolla el ocio en la isla, tanto desde la perspectiva del turismo, como del deporte. “Desde el Cabildo queremos seguir impulsando rutas sostenibles y accesibles, que favorezcan el disfrute de la naturaleza de todas las personas”.

En el manual se contemplan tres categorías de senderos con accesibilidad para la Red Insular de Senderos de Tenerife, con diferentes grados de dificultad: bajo, medio y alto. “El objetivo es satisfacer la demanda de la población, ofreciendo unos senderos donde cada persona elija el grado de dificultad que se adapte a sus posibilidades y preferencias”, explica Laura Castro, que añade que “se trata de dar opciones para disfrutar en familia de la naturaleza, iniciar a los niños y niñas, que las personas mayores puedan disfrutar del senderismo, entre otras muchas posibilidades”.

A la hora de diseñar estos espacios también se recogen las diversas necesidades de las personas en materia de mobiliario público, aparcamientos, señalética, recursos y servicios. El manual marca para ello unas condiciones generales de diseño para todas las categorías y unas específicas para cada una de ellas, sobre trazado, protección y elementos constructivos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.