Plan Municipal de Prevención de las Adicciones y Promoción de la Salud

Plan Municipal de Prevención de las Adicciones y Promoción de la Salud

La Junta de Gobierno de La Laguna aprueba el Plan Municipal de Prevención de las Adicciones y Promoción de la Salud para los próximos 8 años

El documento se actualiza respecto a los dos planes de Drogas previos e incorpora el juego, las apuestas y las tecnologías, con una amplia estrategia para involucrar a toda la sociedad

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de La Laguna aprobó en su sesión de ayer el Plan Municipal de Prevención de las Adicciones y Promoción de la Salud, un documento que va más allá de los dos planes locales sobre drogodependencias anteriores al añadir a los consumos de sustancias otras conductas, como los juegos de apuestas, los videojuegos y otras de riesgo en el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), que están derivando en dependencias y adicciones que cada vez preocupan más, especialmente entre la población joven. Este tercer plan municipal de prevención incorpora una amplia estrategia de prevención, sensibilización y promoción de la salud actualizada a los nuevos retos de la sociedad postpandémica  y que involucra a todos los sectores de la comunidad.

“La pandemia ha tenido un impacto drástico y acelerado en múltiples frentes, que nos ha llevado a una necesaria actualización de la acción municipal para adaptarnos a las nuevas realidades”, destaca el concejal de Bienestar Social y Drogodependencias, Rubens Ascanio.

“El Servicio municipal de Información, Orientación y Atención a las Drogodependencias y otras adicciones (SIOAD) de La Laguna y las diferentes entidades del municipio nos están alertando de que están detectando un incremento de usos abusivos de los videojuegos, las apuestas y la ciberadicción, circunstancias que están evolucionando rápidamente y con consecuencias biopsicosociales que cada vez preocupan más, así como nuevos patrones de policonsumo y un cambio sustancial del fenómeno del uso y abuso de sustancias y sus factores asociados”, explica Ascanio.

Este proceso está suponiendo la progresiva desaparición de la marginalidad y el estigma social de la persona drogodependiente, el uso de nuevas sustancias, la disminución de la edad de inicio y un nuevo discurso social que, aparentemente, banaliza los efectos de algunas sustancias.

“Todo esto nos conduce a orientar la prevención desde la óptica de la gestión de riesgos, donde las competencias básicas y la promoción de los factores de protección tienen un peso muy importante en la prevención”. Además, recuerda que “asistimos a nuevos espacios relacionales, estilos de vida y socialización, así como nuevos usos y otros riesgos en referencia a la salud mental que hoy es preciso considerar como factores de riesgo”.

La Junta de Gobierno de La Laguna aprueba el Plan Municipal de Prevención de las Adicciones y Promoción de la Salud para los próximos 8 años

Esta realidad, señala el concejal, “requiere una respuesta preventiva, integral e integrada desde políticas públicas municipales, en el marco de la promoción de la salud y con actuaciones basadas en la ética del cuidado que deben ser gestionadas con una gran participación e interacción de los distintos niveles de Gobierno municipal, agentes económicos y sociales, y demás grupos de interés, tanto en la planificación como en la toma de decisiones y evaluación de estas políticas públicas”, aspectos que se quieren facilitar con este nuevo documento marco y con la recuperación del Consejo Municipal de Prevención de las Adicciones, que ya cuenta también con nuevo Reglamento actualizado.

En un trabajo continuado con el grupo motor de este Consejo y con una alta participación social, se ha trazado un Plan Municipal que dé estabilidad y que guíe las actuaciones para los próximos 8 años, una línea de trabajo conjunta con la capacidad de actualizarse y adaptarse a las nuevas y futuras realidades sobre adicciones a sustancias y comportamentales, sus objetivos, medidas, procesos, estructuras y recursos.

El documento, que plantea su vigencia hasta 2029, inicia ahora su última fase de exposición pública para elevarlo al Pleno y que se apruebe definitivamente, un periodo que incluirá la configuración y puesta en marcha del Consejo Municipal, paralizado hace casi una década.

El que sería el III Plan Municipal, aunque su definición se actualice a estas nuevas realidades, defiende la importancia de sumar la responsabilidad pública y la corresponsabilidad social, desde la premisa de que todos los actores sociales, desde el vecino o vecina hasta las empresas, pueden y han de contribuir en la medida de sus posibilidades. Además, amplía el enfoque de trabajo a los activos en salud y establece métodos para conocer, de manera permanente, la realidad y evolución de las conductas que generan dependencia a sustancias o conductas en cada ámbito sociocomunitario del municipio.

Objetivos

Este III Plan Municipal se marca 10 objetivos. En primer lugar, sensibilizar, concienciar e informar a toda la ciudadanía residente en el municipio sobre los riesgos del uso de sustancias, juegos de apuestas (presencial y online) así como los videojuegos y otras acciones de riesgo en el uso de las nuevas tecnologías (redes sociales e internet), incrementando la percepción del riesgo e impulsando actividades preventivas,

Además, quiere promover y potenciar modelos positivos en “educación para la salud” como referentes de conducta para favorecer los procesos de socialización; potenciar el diagnóstico precoz e intervención temprana en dependencias y/o adicciones; garantizar a la persona con dependencia o trastorno de adicción la asistencia biopsicosocial integral, potenciando su inclusión social activa.

Asimismo, apuesta por mejorar y asegurar las competencias y formación para la acción de todos los agentes sociales corresponsables en el abordaje de este fenómeno y en el contexto socio comunitario donde se realicen actuaciones; asegurar los recursos necesarios para el desarrollo de este III Plan, así como promover los marcos de colaboración interinstitucional y generar redes y estructuras participativas de trabajo para cada área, ámbito y programa.

Y, por supuesto, velar, constatar y hacer cumplir la normativa existente en el ámbito nacional, autonómico y municipal en materia de drogas, de sustancias psicoactivas, de regulación, limitación de acceso y prohibición de práctica de juego y apuestas, así como su publicidad, patrocinio y promoción para reducir su accesibilidad y disponibilidad.

Seguimiento

Asimismo, recoge varios indicadores de análisis permanente para garantizar una respuesta continuada, como son las prevalencias y patrones de consumo de las diferentes sustancias y de otras conductas que generan dependencia; características demográficas y sociales, evolución de los consumos y tendencias, motivaciones y factores de riesgo asociados, opiniones y actitudes de la población o el conocimiento, uso y valoración de las actuaciones y servicios institucionales, tanto entre personas usuarias efectivas o potenciales, como entre el conjunto de la población.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.