San Bartolomé, “Esto no es un pregón…”primeras palabras de Rubén Acosta ante su pueblo “San Bartolomé” en una noche de recuerdos y sensaciones plasmadas en imágenes

“Veo un pregón como un verso de amor del pregonero al pueblo que le rinde homenaje”, y así fue, sus palabras no decepcionaron lo más mínimo, un pregón lleno de poesía, de encanto, de imágenes evocadoras, y como no, de recuerdos personales. Un verso de amor a la imagen, a la fotografía, a la ilusión, a los sueños hechos realidad, a la pasión de seguir un objetivo…sanbartolomefiestas2015

María Dolores Corujo destacó descubrirán que Rubén Acosta, además de fantástico editor y mejor fotógrafo tiene dotes de contador de historias. Al fin y al cabo todo su trabajo gira en torno al relato de la vida”.

Rubén Acosta, oficialmente abrió los festejos, contó con lleno absoluto, en un teatro que aplaudió y disfrutó con el inusual pregonero y ameno pregón, pensado como una puesta de escena teatral, en el que primó lo visual, teniendo en cuenta su trayectoria como fotógrafo.

La Alcaldesa fue la encargada de abrir el acto, invitando a toda la ciudadanía a los festejos, haciendo hincapié en la figura del pregonero y trayectoria de Rubén Acosta, de 38 años, de profesión fotógrafo. Rubén Acosta, esta noche está dispuesto a cortar la imaginaria cinta que da paso a nuestro programa festivo. “Es sin duda un pregonero atípico, pues lo habitual es contar con personas de edad y capacidad para relatar toda una vida de vinculación con el territorio y la comunidad, y Rubén es joven, a la vista está…”

“Sin embargo, afrontamos este cambio de criterio desde el convencimiento de que Rubén Acosta atesora valores y merecimientos suficientes para asumir el reto de pregonar nuestras fiestas con holgura y buenos resultados”.

Habló de su currículo y recorrido. “Rubén estudió Comunicación Audiovisual en la Universidad Complutense de Madrid por amor al cine, pero que pronto la fotografía, que era su pasión, se impuso”, detalló los numerosos premios nacionales e internacionales productos todos de su amor por la fotografía, que también compagina con su faceta de editor en Ediciones Remotas, añadió.

En tres actos, concebido como “un teatro” presentó Rubén Acosta su propuesta en la que la fotografía histórica de San Bartolomé tuvo un especial protagonismo. Preciosas palabras para su madre “ella nos enseñó a soñar” y de recuerdo y nostalgia para su padre “él nos enseñó a luchar por los sueños“.

Pronto se proyectó una imagen de fondo, “con unos señores anónimos” “que hablan y mantienen viva la memoria, que discuten sobre lo que pasó o sobre lo que creen que pasó fueron su puesta en escena”. “Señores que hablan por hablar con el único fin de recordar, de revivir, o simplemente por pasar el rato”. Recalcó “también hablaré de tierra, de sudor, de fiesta, de nobleza, y de amistad. Y hablaré de la mejor manera en la que puedo hacerlo, con imágenes”.

Habló de historia, de democracia, y de su propia y personal vivencia, siempre de fondo en flashes de imágenes que todos los presentes pudimos apreciar y reconocer.

“Soy fotógrafo desde antes de tener cámara, desde pequeño solo quería sentarme en la ventana del coche o de casa para observar, como si de un sociólogo se tratara. Tengo el honor de dedicarme cada día a lo que me gusta y formar parte de la historia de muchas personas”.

“Hoy lucho y disfruto haciendo lo que me apasiona, contando historias con imágenes y siendo parte importante de los recuerdos de las personas. Pero soy muy consciente de que lo que soy, tiene que ver con mis padres, con mis hermanos, con mi mujer, con mi familia, con mis amigos, y con el pueblo en el que he crecido”.

El público le respondió con aplausos en los distintos actos y él desde el escenario tuvo su mirada puesta en el público, con una cámara, que recogería un recuerdo de ese instante desde el lado del pregonero.

La alcaldesa, María Dolores Corujo y la concejal de festejos, María Dolores Fernández, entregaron una escultura en nombre de toda la Corporación, al pregonero.

El acto contó con la presencia de la corporación municipal acompañados por otras autoridades.

A la salida se entregó a los asistentes el pregón, con el texto, algunas imágenes  y sobre todo para que los que quisieran lo tuvieran en casa como una gran foto, de esos señores anónimos a través de los que Rubén dio parte de su pregón.

En el mismo acto, se leyó el fallo del XIV Concurso de Fotografía Histórica “Fotografías de tiempos pasados en el municipio”, resultando ganadores, con el 1º premio dotado con 90€, la fotografía “Niño de hábito”, de Doña María Teresa Martín Armas, 2º premio premio dotado con 75€, la fotografía “Pausa en el lagar” de Doña María Dolores Luzardo Betancort y 3º  premio dotado con  60€, la fotografía “Calle Rubicón”, de Doña Matilde Pérez Tabares, quedando inaugurada oficialmente la exposición con todas las fotos del Concurso, que se podrá visitar hasta el 24 de agosto de 8.00 a 14.30 horas en la entrada del Teatro. La noche concluyó con la actuación musical de la Banda de San Bartolomé que presentó un variado repertorio para la ocasión, que sacó los aplausos del público asistente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.