Sentido común para que esta Navidad no sea la última

Sentido común para que esta Navidad no sea la última

Morales alerta de que el virus sigue al acecho y llama al sentido común para que esta Navidad no sea la última para muchas personas por bajar la guardia

Reunirse lo imprescindible con los imprescindibles, su principal recomendación

Los datos han estado todo diciembre al alza en Gran Canaria

La situación puede dar un vuelco en cualquier momento, advierte

El presidente del Cabildo, Antonio Morales, alertó hoy de que el coronavirus permanece al acecho, de que los datos de contagios están al alza en Gran Canaria y de que el virus ha demostrado que puede darle un vuelco a la situación en cualquier momento, por lo que consideró necesario ser rigurosos y aplicar el sentido común para que esta Navidad no sea la última para muchas personas por bajar la guardia.

Morales alerta de que el virus sigue al acecho y llama al sentido común para que esta Navidad no sea la última para muchas personas por bajar la guardia

Morales compareció para realizar balance del comportamiento de la pandemia en Gran Canaria y recordó que el civismo aplicado desde el inicio del estado de alarma, e incluso antes con medidas en los centros residenciales de Gran Canaria, hizo que la isla presentara de los datos más bajos del Estado, menos de 20 casos por cada 100.000 habitantes mientras el resto del país se situó en una media de 135.

Sin embargo, una bajada de guardia en agosto colocó a la isla en jaque con 600 casos por 100.000 habitantes en la capital y se temió lo peor en cuanto a medidas y consecuencias, pero la toma de conciencia y el civismo lograron bajar nuevamente los datos, en esta ocasión hasta siete casos por 100.000 habitantes. Entre tanto, Tenerife presentaba mejores datos y finalmente la situación pudo ser controlada en el conjunto del archipiélago.

Ahora, las cifras vuelven a tomar  una senda ascendente en Gran Canaria, próximas ya a los 50 casos por 100.000 habitantes, límite de los países para desaconsejar viajar al lugar, aunque la capital ya supera los cien y algunos municipios los setenta.

Y al lado de Gran Canaria, sin ir más lejos, Tenerife lo está pasando “muy mal”, lo que demuestra que la situación puede dar un vuelco en cualquier momento y desde luego Gran Canaria no está exenta de pasar por ella si no pone freno desde el civismo, pues más allá de la ambigüedad de las normas, es cuestión de aplicar la prudencia, cuidarse y cuidar al resto sin ambages.

Además es un virus que muta, advirtió Morales en referencia al Reino Unido, al que muchos países han cerrado la frontera, algo a lo que España se resiste, si bien se mostró partidario de que también el Estado tome medidas contundentes con respecto a Gran Bretaña.

“Reunirse lo imprescindible y con los imprescindibles”, atajó Morales, quien insistió en que salvar la situación gira en torno a la protección propia y del resto, el respeto, el cumplimiento de las normas de higiene, mascarilla, distancia y, sin duda, por evitar aglomeraciones y reuniones, pues los focos de contagios se circunscriben a reuniones familiares y de amigos.

“Cualquier relajación puede provocar un giro inesperado”, sentenció Antonio Morales, quien pidió mantenerse en tensión porque el devenir de Gran Canaria y de muchas vidas dependen de lo que haga cada persona esta Navidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.