Sería maravilloso un mundo donde no fueran necesarios los servicios sociales

Sería maravilloso un mundo donde no existieran los servicios sociales

Sería maravilloso un mundo donde no fueran necesarios los servicios sociales

Entrevista a D. Rubens Ascanio Gómez, Primer Teniente de Alcalde en el ámbito del área de Bienestar Social y Calidad de Vida del Ayuntamiento de La Laguna

  • ¿Qué valoración hace de esta etapa en el cargo, después de más de un año en el mismo?

Una valoración intensa, porque hemos vivido un año tremendamente complicado, probablemente el más complicado de la historia del área en cuanto a la situación socioeconómica. Hemos tenido una oleada de demandas, sobre todo en materia de alimentos, y la necesidad de cubrir cuestiones totalmente novedosas, como han sido el confinamiento de muchísimas familias, teletrabajo, la distancia entre demandantes y los trabajadores sociales, y básicamente intentamos adaptarnos con la mayor rapidez a algo sobrevenido que requiere la mayor agilidad posible.

 

  • ¿Cómo se ha vivido y se está viviendo la crisis del Covid – 19 desde un área fundamental para combatir los efectos de la pandemia en miles de familias laguneras?

El periodo de confinamiento nos permitió el desarrollo de los contratos de emergencia, se destinaron 400.000 euros a contratos para tarjetas de alimentos, tuvimos un servicio de catering a domicilio para la población de mayor riesgo que funcionó durante todo el confinamiento, e intentamos acercar a la gente todos los recursos disponibles a través de la atención telefónica de la línea 010, que no existía en el anterior equipo de gobierno, para poder tramitar cualquier incidencia o cita con su trabajadora social, logrando unos niveles de atención nunca vistos en el área, y más teniendo en cuenta que partíamos de una base muy mala, con un 28% de familias en situación de grave vulnerabilidad económica.

 

  • ¿Cómo ha afectado la actual crisis económica y social a los ciudadanos de La Laguna?

Está afectando en un incremento del número de personas que tienen dificultades para llegar a fin de mes, y las que tienen que recurrir por primera vez a los servicios sociales.

Sería maravilloso un mundo donde no existieran los servicios sociales

Entre mediados de marzo y mediados de abril atendimos casi al equivalente a todo el 2019. Eso evidencia que hay un número enorme de personas que están en riesgo de pobreza, que a través de la economía sumergida llegan a final de mes, pero que cuando dejan de recibir esos ingresos tienen que recurrir a los servicios sociales.

El momento punta fue el 9 de abril, donde llegamos a atender a 395 personas en un solo día, lo que evidencia un auténtico problema y un estallido social que hemos tenido que resolver gracias a los contratos de emergencia y la buena voluntad de un equipo técnico que no ha dejado ni un minuto de atender a la ciudadanía, haciendo más horas de las que le corresponden para atender todas las demandas.

 

  • ¿Dónde están centrando los esfuerzos desde el área para hacer frente a esta crisis sanitaria, social y económica?

En dos líneas fundamentales: las bases de las ayudas, para que se nos permita aumentarlas para las familias más necesitadas, lo que implica un esfuerzo económico que podemos asumir gracias a que el presupuesto del área de 2020 fue el mayor de la historia de bienestar social, con 18 millones de euros, sin prever esta situación sanitaria y social.

Y la segunda línea es la de disponer de personal que se incorpore al área de bienestar social, ampliar la plantilla que atiende a los vecinos y vecinas de La Laguna, disponer de recursos económicos y atender a esas dos grandes vías: por un lado, el aumento de las demandas sociales, y todo lo que tiene que ver con vivienda, donde tenemos un crecimiento exponencial en el número de desahucios, y por eso cubrimos 6 meses de alquiler para aquellas familias con mayores dificultades, y estamos incorporando otros elementos, como el plan de rescate de viviendas, que cubrirá a 40 familias todo el coste derivado de las mismas hasta que con la ayuda de los técnicos puedan tener autonomía económica al cabo de un año.

También estamos desarrollando un proyecto para cubrir el alquiler durante todo el 2021, ofreciendo 3000 euros por familia para evitar desahucios.

También tenemos una realidad muy dura en La Laguna, que son las personas sin hogar, entorno a unas 70 de manera crónica en esta situación.

Una de las pocas cosas buenas del confinamiento fue que logramos articular un centro para atender a las personas sin hogar, por el que pasaron 44 personas y de las que 29 ahora mismo tienen un recurso alojativo, y uno de los retos en lo que queda de trimestre es lograr un centro permanente de atención a personas sin hogar.

 

  • ¿A cuántas personas se ha atendido desde los servicios sociales del municipio desde el comienzo del estado de alarma?

Superamos ampliamente las 20.000 personas, y teniendo en cuenta que estamos hablando de un municipio de 157.000 personas empadronadas, es un dato escalofriante.

 

  • En este periodo habrá sido fundamental la colaboración de entidades voluntarias, ¿no es así?

Banco de Alimentos, Cruz Roja, Cáritas, multitud de entidades se han ofrecido a prestar servicios de apoyo, de apoyo psicológico, de seguimiento, de acompañamiento a las personas con mayor vulnerabilidad, y hay que reconocer que las ONG,s han hecho un enorme esfuerzo de adaptación a nueva realidad, pasando de la presencialidad más absoluta a la distancia, al seguimiento de las terapias a través de medios electrónicos, y ese reto lo han superado con creces, manteniendo servicios que de no ser así hubieran repercutido negativamente en la salud de las personas, especialmente en aquellos que necesitan estas terapias para mantener su autonomía y buen estado.

  • ¿Cuentan con un presupuesto suficiente para garantizar un servicio adecuado a la ciudadanía a pesar de la situación en la que nos encontramos?

En Bienestar Social nunca se puede hablar de suficiente. Nunca vamos a tener suficiente personal.

Sería maravilloso un mundo donde no existieran los servicios sociales, porque querría decir que la sociedad tiene todo cubierto por otras vías y las instituciones no tendrían que realizar el esfuerzo que realizan.

Pero por desgracia vamos a tener que reforzar siempre esta línea de trabajo social y esta cercanía con la ciudadanía e intentar contar siempre con el máximo de recursos posibles.

Estamos tirando mucho también de las subvenciones que nos han dado tanto el Gobierno de Canarias como el Cabildo, y podemos hablar de un récord con casi un millón de euros en subvenciones concedidas al área de Bienestar Social, que evidencia también un compromiso por parte del resto de administraciones en el apoyo y la ayuda a los vecinos de La Laguna.

 

  • ¿De qué manera colaboran con las asociaciones y ONG, s del municipio que atienden a distintos colectivos sociales y que se han visto doblemente afectados ante esta crisis?

En primer lugar, con la cercanía del contacto, el trabajo y la puesta en común de proyectos, la visibilización de las distintas causas y luchas que hay detrás de esas ONG, s, y luego, fundamental, la parte económica, donde tenemos unas líneas de subvenciones dirigidas a estas entidades, con una cuantía muy importante, en torno a los 3 millones de euros.

 

  • ¿Tienen cubierta la atención integral a las personas con discapacidad en La Laguna?

Evidentemente queda mucho por hacer desde los municipios. Tenemos una parte de la responsabilidad, colaboramos con entidades referenciales de las distintas discapacidades, y cedemos espacios como el Centro de Entidades del Voluntariado, donde hay 14 entidades y se atienden a 2500 personas cada año.

Desde el Servicio de Atención a la Dependencia se invierten más de 3 millones de euros anuales para poder llegar a 1138 personas ahora mismo, para intentar mejorar sus condiciones de vida apostando por atender a esa persona en su entorno y que el trasladarlo a algún tipo de centro sea la última vía.

Centros que, además, están desbordados y donde el número de plazas es insuficiente.

Otro reto a tener en cuenta es el envejecimiento de la población de La Laguna, con más de un 16% de población mayor de 65 años, y la necesidad de ofrecerles una calidad de vida digna.

 

  • Han reducido el salario del grupo de gobierno en un 30% en plena crisis, algo que no ha hecho casi ninguna otra administración. ¿Qué le ha llevado a tomar esa medida?

Básicamente la responsabilidad de vernos en un momento donde mucha gente estaba afectada por los ertes, con pérdidas de salario muy importantes. Lo del equipo de gobierno es simbólico, un gesto mirando hacia la sociedad para que sepan que estamos al lado de los vecinos y vecinas, y no es fácil estar si tus condiciones no han cambiado.

Esta reducción se sumó a la que hicimos al inicio del mandato, donde fuimos uno de los pocos ayuntamientos que redujo la masa salarial de los grupos políticos, en torno a unos 300.000 euros.

Creo que ha sido una decisión correcta, y vamos a seguir tomándolas no recibiendo la subida del 1% pactada en los Presupuestos Generales del Estado para el personal funcionario y que también recibiríamos los políticos, porque no debemos separarnos de la sociedad.

Cuanto más cerca estés de la sociedad, cuanto más conozcas y cuanto más vivas dentro de una normalidad podremos atender mejor las necesidades de las personas.

 

  • Un deseo que le gustaría ver cumplido antes de que termine esta legislatura.

El deseo fundamental es lograr mejorar la atención de los vecinos y vecinas que vienen a tocar la puerta del ayuntamiento por una necesidad social, que los tiempos de espera y los espacios donde se atienden a los vecinos y vecinas sean los más adecuados posible, que el presupuesto sea lo más adecuado a la hora de poder atender todas esas necesidades y sobre todo que tengan la sensación de que están recibiendo un servicio de calidad.

Que la gente sienta que se están cubriendo sus necesidades básicas y las expectativas que puedan tener

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.