Tenerife, El Cabildo facilita la integración social y laboral de 24 jóvenes del barrio capitalino de Añaza

La consejera de Acción Social, Cristina Valido, firmó un convenio con Cáritas Diocesana para la formación de chicos sin recursos de entre 15 y 29 años

El Cabildo Insular, a través del programa Tenerife Solidario, que gestiona la Sociedad Insular para la Promoción de las Personas con Discapacidad (Sinpromi), ha suscrito un convenio de colaboración con Cáritas de la Parroquia de Santa María de Añaza para que 24 jóvenes residentes en este barrio de Santa Cruz de Tenerife puedan acceder a cursos de formación no reglada que faciliten su inserción social.tenerifeConvenioJovenesAñaza2014

La  consejera insular de Acción Social, Cristina Valido, que firmó el convenio como presidenta de Sinpromi, destaca la importancia de ofrecer a los jóvenes de este núcleo poblacional una alternativa de progreso que contribuya no sólo a su crecimiento personal, sino también a mantener unas relaciones humanas constructivas dentro de los grupos sociales a los que pertenecen y al desarrollo de su comunidad, disfrutando del ocio y tiempo libre de manera saludable.

Los beneficiados por este acuerdo son jóvenes con edades entre los 15 y los 29 años que integran el proyecto ‘Centro Juvenil Añaza por sus Jóvenes’, impulsado por Cáritas de la Parroquia de Santa María de Añaza, y que carecen de recursos económicos para poderse costear los cursos de formación. Por este motivo, la ayuda del Cabildo permitirá que sus beneficiarios puedan matricularse en diversos cursos formativos y darles la posibilidad de mejorar la realidad social en la que están inmersos.

Tras más de siete años de trabajo de promoción social con los jóvenes de Añaza por parte de Caritas, en los que se han realizado diversas actividades como convivencias, caminatas, taller de teatro, huerto urbano, apoyo y seguimiento escolar, esta ONG considera que es necesario un acompañamiento personalizado, no sólo los fines de semana, sino a diario. Un seguimiento que les ayude en su formación, integración y maduración a través de talleres, seminarios, cursos formativos  prelaborales y mediante la utilización y disfrute en el tiempo libre donde se desarrolla la educación no formal.

Como herramienta fundamental de actuación, con este proyecto se pretende disminuir el absentismo escolar apoyando educativamente en el proceso de enseñanza-aprendizaje: atendiendo las necesidades individuales de los jóvenes a nivel educativo, formativo y laboral, con la finalidad última de conseguir la promoción social de los jóvenes en el escenario de la integración real y efectiva.

Añaza es un barrio considerado de población joven, que cuenta con más de 9.000 residentes en edades comprendidas entre los 15 y 29 años. Pese a ser un distrito de reciente creación, con no más de 25 años de existencia como tal (desde que se adjudicó la primera vivienda), no cuenta con ningún lugar donde los jóvenes puedan asistir o formarse; en suma, hacer buen uso de su ocio y tiempo libre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.