Tenerife, el Cabildo renueva la flota de Titsa con criterios de accesibilidad y sostenibilidad

La Corporación insular invertirá 42 millones de euros en un período de cinco años

El Cabildo de Tenerife invertirá 42 millones de euros en un periodo de cinco años para la renovación de la flota de Transportes Interurbanos de Tenerife (Titsa) mediante el que incorporará 191 nuevos vehículos. Este plan, que se efectuará en seis lotes a entregar a partir del primer trimestre del 2015 y hasta el último trimestre del 2019, se realiza mediante un modelo de alquiler que conlleva la renovación de los vehículos cada siete años. Dicho acuerdo de gestión, que implica la renovación de la mitad de la flota de Titsa, es pionero entre las empresas públicas de transporte regular de pasajeros.tenerifeNuevaFlotaTitsa2014

El presidente del Cabildo, Carlos Alonso; el vicepresidente y consejero de Transportes Movilidad, Víctor Pérez; el director insular de Movilidad, Manuel Ortega, y el gerente de Titsa, Jacobo Kalitovics, han presentado hoy jueves 18, la adjudicación del primer lote, que incluye 34 vehículos suministrados por la empresa Volvo-Castrosua y supone un desembolso de 8,5 millones de euros.

Carlos Alonso indica que “estamos haciendo un esfuerzo desde el Cabildo para renovar la flota y ofrecer un mejor servicio a la ciudadanía. Vamos a tener guaguas más accesibles para las personas con movilidad reducida, más fiables y más respetuosas con el medio ambiente. Ése es el compromiso que he adquirido como presidente, el trabajar para las personas y este plan es un ejemplo de ello. Titsa, como servicio público, mantiene su compromiso con los colectivos con discapacidades funcionales o sensoriales y estamos trabajando con la mesa de movilidad para la mejora de la accesibilidad tanto de las estaciones como de las paradas y los vehículos”.

Alonso señala que la renovación de la flota “es una inversión muy importante, con un programa escalonado para ir renovando los vehículos paulatinamente, lo que redundará en un mejor servicio para los usuarios de las guaguas. Con ello adaptamos la oferta a las necesidades de los ciudadanos”.

Por su parte, Víctor Pérez indicó que el sistema de renting utilizado para la renovación de la flota “permite ahorrar en el desembolso inicial y en los gastos financieros –que se incluyen en la cuota mensual a pagar-, lo que evita el endeudamiento financiero a largo plazo. Esto nos permite una permanente actualización de la flota, manteniéndose así en constante actualización, lo que redundará en mejoras de accesibilidad, comodidad y garantías de cumplimiento de estándares medioambientales”.

Manuel Ortega detalló que el alquiler de estos nuevos vehículos supondrá una ventaja de carácter medioambiental. “Las nuevas guaguas poseen motores de seis velocidades Ecolife, que cumplen los estándares Euro 6 de baja contaminación. Se trata de vehículos de bajo consumo, con sistema de inyección common rail, y que además poseen también bajo nivel de ruidos, reduciéndose el mismo en un 30% con respecto a las actuales guaguas. Estas medidas contribuyen a continuar con el compromiso de Titsa con la conservación del entorno, demostrado, entre otros, con los cursos de formación en ecoconducción impartidos a sus conductores”.

Las nuevas guaguas dispondrán de dispositivos técnicos para la atención a las personas con discapacidades. Así, la suspensión dispone de un sistema de elevación y descenso de la carrocería a voluntad del conductor, para facilitar el acceso a personas con poca movilidad. Los vehículos de piso bajo o de entrada rebajada cuentan con un sistema de arrodillamiento rápido en su parte derecha, que facilita la entrada a personas con movilidad reducida. La mayoría de los vehículos dispone de espacio reservado para dos sillas de ruedas, equipados con cinturón de seguridad, junto a la puerta trasera. De igual forma, los nuevos vehículos disponen de accesos específicos para personas en sillas de ruedas, plataformas elevadoras y dos rampas (una automática y otra manual)

Los pulsadores llevan la palabra STOP en blanco sobre fondo rojo y tienen la inscripción en Braille, situados a una altura apropiada, de tal manera que puedan ser accionados con la palma de la mano incluso por personas de movilidad reducida. También hay dos pulsadores de solicitud de bajada de plataforma/rampa, uno en el exterior y otro en el interior, a la altura apropiada para una silla de ruedas. Los pulsadores emitirán una señal acústica de aviso al conductor. Además, las butacas dispondrán de pasaje con asideros y los asientos reservados para personas con movilidad reducida.

Las personas de visibilidad reducida dispondrán de un avisador óptico sobre el dintel exterior de la puerta delantera; 3 avisadores ópticos debajo de cada canceladora de bonos y máquina de billetes; 1 avisador acústico alojado en el registro de mecanismos de la puerta delantera; y casquillos de guía sobre la barra horizontal pasamanos, desde la puerta delantera hasta los asientos reservados.

Asimismo, las validadoras y pupitres tendrán una altura apropiada para operar incluso con personas en silla de ruedas; el color contrastado con el entorno que permitirá identificar su localización, estarán identificadas con texto y pictograma en braille; cuando las validadoras tengan el sistema contactless tendrán una señal acústica y visual que indique que el billete ha sido cancelado correctamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.