Tenerife, TEA Tenerife Espacio de las Artes acoge una instalación realizada por 500 alumnos del IES Alcalde Bernabé Rodríguez

El artista Javier de la Rosa colabora con los estudiantes en la elaboración de este trabajo a través del cual se ofrece una reflexión sobre el espacio urbanotenerifeInstalación didáctica TEA 2015

TEA Tenerife Espacio de las Artes, centro dependiente del Cabildo, acoge durante este fin de semana una instalación artística que ha sido realizada por unos 500 alumnos del IES Alcalde Bernabé Rodríguez de la capital tinerfeña. Este trabajo, que se llevó a cabo ayer [jueves 29] y hoy [viernes 30] y que intenta ofrecer una reflexión sobre el espacio urbano, ha contado con la colaboración del artista Javier de la Rosa. La actividad, organizada por el Departamento de Didáctica de TEA, está vinculada a la obra que el propio Javier de la Rosa tiene expuesta en Área 60 bajo el título de Aedificator. Reflexiones sobre lo urbano.

Como en años anteriores por estas fechas, los alumnos de este centro educativo participan en una acción artística colectiva con motivo del aniversario de TEA. En esta ocasión, han creado con cajas de cartón un conjunto arquitectónico cuya morfología remite al caótico crecimiento de los cinturones suburbanos que nacen, crecen y se reproducen en torno a los más importantes y modernos núcleos urbanos. Cada alumno ha aportado varias cajas con las que trabajó -junto a sus compañeros y bajo la supervisión del artista- en la construcción de este monumento laberíntico que invita a la reflexión sobre las ciudades que habitamos, las que construimos, las que nos hubiera gustado que fuesen, pero también las que nos sobrevivirán y dejaremos a las generaciones futuras.

Las cajas de cartón, un elemento básico, maleable, accesible y reutilizable, se asocia a la carga, lo efímero, lo precario y lo cotidiano. Si embargo, sus usos son múltiples; generalmente funciona como contenedora de otra cosa siempre más valiosa que ella misma. Una caja acoge, guarda, resguarda, traslada, protege y esconde otro algo y, si no lo hace, es desechada por defecto. Sin embargo, Javier de la Rosa profundiza en este concepto. En una sociedad de consumo exacerbado y dominada por el gusto por el lujo y lo superfluo, este creador se sirve de todo lo contrario, de los desechos de ese consumo -materializados en esos embalajes de cartón- para crear unas instalaciones que reclaman la atención sobre cuestiones arquitectónicas y urbanísticas de las ciudades que habitamos.

Esta instalación es una prueba más del trabajo que el departamento de Didáctica oferta a lo largo de todo el año tanto para los niños como para las familias durante los fines de semana y que se complementan con la programación escolar como ésta dirigida a todos los cursos, desde Educación Infantil a Bachillerato. Estas acciones demuestran que el aprendizaje y la diversión pueden unirse en la observación y disfrute del arte contemporáneo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.