Un reto fundamental es el de la plena integración de las personas trans

Un reto fundamental es el de la plena integración de las personas trans

Un reto fundamental es el de la plena integración de las personas trans

  • ¿Qué balance hace de estos meses al frente de la Dirección General, con crisis del coronavirus de por medio?

Tomé posesión en la Dirección General de Diversidad el día 3 de marzo y el día 14 se declaró el estado de alarma, así que ha sido una toma de contacto en una situación excepcional y muy complicada.

El trabajo del Gobierno se centró esencialmente en aquellas áreas directamente relacionadas con la pandemia y sus consecuencias, así que mi departamento estuvo, hasta cierto punto, paralizado de actividad administrativa.

No obstante, he aprovechado para tomar contacto a través del correo electrónico y en reuniones por video conferencia con los colectivos LGBTI de las islas con la finalidad de conocer qué problemas y necesidades estaban recibiendo por parte la población LGBTI usuaria de sus servicios.

Un reto fundamental es el de la plena integración de las personas trans

En este sentido ha sido una experiencia agridulce. Frente a la ilusión por ocupar un puesto novedoso desde el que se pueden impulsar las necesarias acciones en aras de la igualdad de la comunidad de personas LGBTI, ha sido un comienzo difícil dadas las circunstancias generales, por la dificultad de desarrollar el trabajo de manera normalizada y por la constancia, expresada por los colectivos, de que a pesar del confinamiento – y en ocasiones por causa del mismo –, muchas personas LGBTI han sufrido acoso, reacciones hostiles y sensación de aislamiento y soledad, al carecer de sus redes de apoyo habituales, como podían ser amistades o la presencia física en las mismas asociaciones.

Las entidades han dado respuesta de manera muy eficaz estas situaciones, dentro de sus capacidades, y han atendido también solicitudes de ayuda debido a la precariedad económica de algunas personas de la comunidad.

Desde la Dirección General hemos informado, cuando ha sido necesario, de los recursos sociales habilitados y de los procedimientos para solicitar ayudas como el Ingreso Canario de Emergencia implantado durante este tiempo. 

  • ¿Cuáles van a ser los principales retos a afrontar en esta legislatura?

Existe aún hoy en día numerosos frentes abiertos en cuanto a la igualdad, no ya legal, sino también social de la población LGBTI de las islas, a pesar de que estamos en un entorno especialmente favorable como es el de la idiosincrasia isleña, de natural abierta e integradora.

Hay un reto que considero fundamental y es el de la plena integración de las personas trans en la sociedad. Con un índice de desempleo muy elevado y víctimas aún de numerosos prejuicios y discriminaciones, es necesaria una acción política decidida para que las barreras que las personas trans encuentran en su vida se vayan derribando.

Es un trabajo que lleva tiempo y que los colectivos han desarrollado durante muchos años y que ahora, desde la Dirección General tenemos la posibilidad de impulsar de manera decidida. 

  • ¿Qué ayudas económicas destinan desde el Gobierno de Canarias a atender las necesidades del colectivo?

Próximamente vamos a publicar la convocatoria de las subvenciones de la Dirección General. En ellas, vamos a abarcar diversas líneas de actuación que incluyen el apoyo a las familias LGBTI, el fomento de acciones en el ámbito de las islas no capitalinas, trabajar la diversidad en el ámbito educativo, recuperar la memoria histórica de la comunidad LGBTI canaria, entre otras.

No obstante, las entidades pueden acogerse, y así lo han hecho, a convocatorias realizadas por el Instituto Canario de Igualdad, a través de los fondos estatales procedentes del Pacto contra la Violencia de Género, o de la Dirección General de Derechos Sociales, mediante los fondos procedentes de la asignación tributaria del IRPF.

  • ¿Cuáles considera que son las principales herramientas contra el rechazo social hacia el colectivo?

Desde el activismo se ha utilizado una herramienta fundamental para trabajar contra la LGBTI-fobia que ha sido la visibilidad, que ha funcionado como instrumento pedagógico de gran importancia para los cambios sociales.

Pero esta visibilidad es necesaria complementarla con otras medidas más estructuradas que ayuden a comprender el sentido de esa visibilidad.

De ahí que la educación en la diversidad en los ámbitos formales es un mecanismo necesario para derribar prejuicios y un pilar imprescindible para sostener los avances legales.

Por otro lado, importante la formación en sectores como la función pública, los sindicatos, las organizaciones empresariales, etc. con el fin de que las atenciones y servicios que se presten a las personas LGBTI sean adecuados y respetuosos.

Por último, en el ámbito de la información, es fundamental el rigor y el compromiso con no difundir bulos o noticias tergiversadas o sesgadas por una visión intolerante de la diversidad. La educación, la formación y la información son herramientas esenciales para garantizar la dignidad de la comunidad LGBTI. 

  • ¿Qué modificaciones legales considera necesarias para poder defender en mayor medida a la comunidad LGTBI

Por lo pronto hay una esencial y es la que se refiere a los derechos de las personas trans. Actualmente está en vigor en Canarias una ley que regula sus derechos que es del año 2014 pero que en ciertos aspectos ha quedado obsoleta.

De ahí que se encuentre en trámite parlamentario una proposición de ley sobre la igualdad social y no discriminación por identidad de género, expresión de género y características sexuales.

Este texto ha sido consensuado por los colectivos LGBTI de las islas y fue presentado como proposición de ley firmada por todos los grupos parlamentarios. Esta ley va a garantizar y extender derechos a estos grupos sociales e incluye la despatologización de la diversidad identitaria. 

  • ¿Se incoan muchos expedientes y se imponen sanciones por infringir la legislación que protege la diversidad?

Actualmente la legislación no establece sanciones al respecto, sí la nueva ley que se está tramitando. No obstante, la experiencia de otras comunidades autónomas con leyes similares pone de manifiesto las dificultades para poder aplicar este régimen sancionador, puesto que muchas de las denuncias que se realizan son por actos cometidos en redes sociales, cuya autoría es de difícil determinación. 

  • Preocupado por recuperar la memoria histórica de las personas víctimas de persecuciones por su orientación sexual, investigador sobre la represión hacia los homosexuales durante el franquismo y sobre los primeros movimientos homosexuales en la transición, ¿considera importante que la sociedad conozca estos hechos para que no se repitan?

Obviamente la recuperación la memoria histórica de un país, un pueblo o una comunidad es esencial para conocer su esencia, de dónde viene y hacia dónde puede dirigir su futuro.

La historia de la comunidad LGBTI en Canarias ha sido muy poco estudiada y mi investigación ha sacado a la luz hechos y sucesos poco conocidos de la represión hacia las disidencias sexuales en Canarias durante el franquismo y cómo surgen los primeros movimientos activistas durante la transición.

Es importante conocer estos hechos, saber de dónde procedemos, reconocer el valor de las vidas de quienes nos antecedieron y tuvieron la valentía de enfrentarse a un sistema profundamente LGBTI-fóbico en circunstancias mucho más desfavorables que la actual.

De la semilla de su valor han germinado los derechos que hoy disfrutamos. Que su memoria se mantenga es, además, un acto de resarcimiento y homenaje a todas aquellas personas y, en definitiva, un medio de hacerles justicia. 

  • Con estos antecedentes, ¿dedican un esfuerzo especial a la hora de atender a los mayores LGTBI de Canarias?

Desde la Viceconsejería de Igualdad y Diversidad somos conscientes de la necesidad de abordar la realidad LGTBI de las personas mayores, pero para eso es necesario contar con datos, conocimiento de primera mano, porque es un tema muy invisibilizado, especialmente en el ámbito socio sanitarios.

Y es que muchas personas LGBTI, al entrar en residencias de mayores, se recluyen de nuevo en los armarios por miedo al rechazo.

Por tanto, para poder abordar este tema es necesario conocer la situación actual. Se necesitan datos, conocimientos de primera mano. De ahí que se esté realizando una propuesta de trabajo consistente en la investigación de este territorio, proceso en el que va a ser fundamental la participación de los sectores profesionales implicados, que lleve a una reflexión sobre el actual modelo socioasistencial y nos permita establecer un diseño de las estrategias más adecuada para abordar esta diversidad e implementar un sistema que garantice el respeto y el fomento de la visibilización de la misma en esos entornos. 

  • ¿Tienen previsto realizar algún acto de celebración con motivo del Día Internacional del Orgullo LGTBI, el próximo 28 de junio?

Este año es el primero que el Gobierno de Canarias organiza actividades específicas por el Día del Orgullo LGBTI. Considero que el día del orgullo es pertenece especialmente a los colectivos.

Es un día de celebración de los logros alcanzados y reivindicación de las metas que aún no se han conseguido.

No obstante, dadas las circunstancias especiales de la llamada “nueva normalidad” hemos acordado realizar algunas actividades como algunos cursos y charlas on line, una campaña en medios de comunicación y en la Televisión Canaria se va a emitir un programa especial del Orgullo, con el lema de Canarias Orgullosa, que seguro que va a significar un punto de inflexión del trato de la diversidad en nuestra televisión pública. 

  • Un deseo que le gustaría ver cumplido antes de que termine la legislatura.

Son muchos los ámbitos de trabajo en los que desearía ver avances importantes. En el tema de los mayores LGBTI me parece especialmente relevante un reconocimiento dignificación de sus vidas, vividas en muchas ocasiones en momentos históricos muy hostiles que les ha llevado, ya de mayores, a tener vidas precarias en lo social y en lo económico.

Un deseo que me gustaría ver cumplido es que, como gobierno y también como sociedad, hayamos sido capaces de reconocer la valía de sus vidas y su papel como imprescindible avanzadilla en la lucha por los derechos de las personas LGBTI.

Ofrecerles una vejez digna, con proyectos como el de las indemnizaciones para las más vulnerables, y que tengan vidas felices y en entornos seguros e integradores para quienes están en centros de mayores, sería un auténtico sueño que espero poder ver cumplido al final de mi andadura política.

 

Víctor M. Ramírez Pérez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.