Una película para todos…, por Ana Mengíbar

Seguimos asistiendo, en toda Canarias, al espectáculo de las barreras. Majestuosas aparecen en escena, barreras-1-2015impidiendo a miles de ciudadanos, que asistan a la función con las mismas posibilidades que el resto.

En esta película de la exclusión, los actores principales no reparan en la existencia de obstáculos… No  identifican las barreras porque no les molestan. En cambio, los actores secundarios, las detestan porque se sienten acosados por ellas. Unas barreras que les impiden desarrollar su papel y les hacen sentirse, en el mejor de los casos, simplemente figurantes.

Son los guionistas y todo el equipo de producción, los máximos responsables… ¿Por qué no empezamos a escribir “historias sin barreras”?

Sólo así, contemplándolo desde el inicio, estaríamos ante una “superproducción” de igualdad y calidad humana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.