Alojamiento temporal para personas en situación de exclusión

Alojamiento temporal para personas en situación de exclusión

La Laguna invertirá más de 2 millones de euros en alojamiento temporal para personas en situación de exclusión

La partida del Área de Bienestar Social destinada a este servicio asistencial crece en más de 830.000 euros respecto a 2020 

El municipio ofrece más de 60 plazas en el RAM y las viviendas tuteladas del RAMT, además de ayudas al alquiler y estancias alternativas en pensiones y hostales  

El Área de Bienestar Social del Ayuntamiento de La Laguna invertirá 2.070.371,78 euros en procurar alojamiento temporal a personas en situación de exclusión o vulnerabilidad social durante 2021, una cuantía que sube 830.263,54 euros respecto a 2020, ajustada al máximo de las posibilidades presupuestarias y en respuesta a la valoración realizada por los técnicos municipales, que apuntan a un aumento de la demanda de este tipo de servicio asistencial.

Esta partida para recursos alojativos “nos permite cubrir necesidades temporales de urgencia, pero tenemos que pensar a largo plazo y buscar alternativas habitacionales para los vecinos y vecinas que se encuentren en la terrible situación de perder su hogar. Dada la histórica y ya enquistada falta de viviendas sociales y de recursos disponibles en La Laguna, estamos desarrollando un Plan de rescate de viviendas vacías para ofrecer alquileres estables y financiados por la Administración durante un año, un programa que incluirá todos los recursos técnicos, asistenciales, económicos y formativos para ayudar a estas familias y personas a que recuperen su autonomía y puedan salir de una situación tan dramática”, explica el concejal de Bienestar Social, Rubens Ascanio.

La Laguna invertirá más de 2 millones de euros en alojamiento temporal para personas en situación de exclusión

Asimismo, el edil destaca que, en el Presupuesto municipal de 2021, “ya hay propuestas concretas de compra y rehabilitación de vivienda sin uso, un paso muy importante de la Concejalía de Vivienda y Muvisa que se suma a la construcción de las 169 viviendas sociales previstas en el nuevo Plan de Vivienda de Canarias”. Ascanio recuerda además que, “durante los primeros veinte meses de este mandato, hemos priorizado la ampliación de los recursos alojativos de emergencia, que hemos incrementado un 250%”.

Estos y otros asuntos se debatieron en la segunda mesa de trabajo Necesidad social de vivienda en el municipio de San Cristóbal de La Laguna, un encuentro virtual que tuvo lugar el pasado 28 de enero y que contó con la participación de representantes de los colectivos vecinales, grupos políticos y de los cuerpos y fuerzas de seguridad, y en el que se analizaron los datos disponibles, las previsiones sobre demanda y las estrategias y políticas de actuación en materia del acceso a la  vivienda.

Los recursos temporales, en datos

Durante todo este año, el Área posibilitará una serie de alternativas de alojamiento temporal de titularidad municipal a las personas y familias que atraviesan situaciones conflictivas en la unidad familiar o que carecen de lugar de residencia.

Estas son el Recurso Alojativo Municipal (RAM) Clemencia Hardisson, que abrió sus puertas este 4 de enero, ofrece 30 plazas y supondrá una inversión anual de 303.424,35 euros, y el Recurso Alojativo Municipal Temporal (RAMT), con 31 plazas en viviendas tuteladas para familias, mujeres y hombres en situación de exclusión social, por valor de 1.344.377,78 euros, lo que supone 426.839,19 euros más respecto a 2020.

A todo esto se suman los alojamientos alternativos mediante estancias temporales en pensiones u hostales, con una cuantía que se mantiene en 28.989,65 euros para todo el ejercicio; ayudas al alquiler cuando las situaciones lo requieran, con una partida de 350.000 euros, que supone 100.000 euros más que en el ejercicio anterior, así como la derivación de personas usuarias a los servicios específicos de la red básica de alojamiento alternativo.

En este sentido, el Área de Bienestar Social del Ayuntamiento de La Laguna apoya con financiación municipal a otras iniciativas del tercer sector en el municipio con subvenciones que suman 43.580 euros.

Aquí que se incluyen el Hogar Lázaro de Cáritas, que acoge a 12 personas; el Hogar de los Hermanos de Belén para hombres en situación de exclusión social a partir de 55 años, con 30 plazas residenciales, y el Centro de Día de Cruz Roja para personas transeúntes, ubicado en La Cuesta y que atiende a 66 personas en situación de extrema vulnerabilidad.

Cruz Roja presta, además, servicios de comedor social y de cenas móviles, que superan el medio centenar de usuarios diarios.

Mucho más que alojamiento

El Recurso Alojativo Municipal (RAM) Clemencia Hardisson abrió sus puertas es el primer servicio público para personas sin hogar de la localidad. Funciona como centro de intervención de baja exigencia, cuenta con capacidad para 30 plazas y ofrece un espacio abierto 24 horas al día a cualquier persona en situación de emergencia social y que necesite, temporalmente, un lugar donde poder ser atendido en sus necesidades básicas.

Además de dar atención directa e inmediata y proporcionar recursos de alojamiento, alimentación e higiene, favorece el acceso al sistema de salud normalizado y a recursos de atención e intervención social.

La instalación pone a disposición de las personas usuarias una serie de servicios, como alimentación básica, que consiste en desayuno y cena; la cobertura de las necesidades de higiene personal, con aseo, servicio de duchas, lavabos y baños, lavado y secado de ropa, así como la dispensación de material de higiene y de ropa interior.

Asimismo, ofrece estancia y descanso nocturno, servicio de consigna y una intervención personalizada con las personas usuarias, de forma que, una vez cubiertas sus necesidades básicas, los profesionales del equipo gestor del centro, a través de un trabajo multidisciplinar, planifican un itinerario individualizado para cada persona. Para ello, se tendrá en cuenta el ámbito social, económico, de salud y psicológico del usuario o usuaria.

En este sentido, el recurso permite el acceso al sistema de salud normalizado y a los recursos de atención e intervención social disponibles, fomentando acciones de promoción de la salud y autocuidados, potenciando el restablecimiento de su red familiar y/o social, y procurando y facilitando el acceso a los recursos existentes, tales como sanitarios, sociales, comedores, de alojamiento, ocio, etc. Además, cuenta con un programa de reducción de daños, que comprende talleres e información relativa a salud física y mental, tiempo libre, hábitos de vida saludable, etc.

Pisos tutelados también para familias monoparentales

El Recurso Alojamiento temporal Municipal (RAMT) cuenta con pisos tutelados para familias monoparentales, mujeres y hombres, y se configura como una prestación de carácter público y asistencial, cuya finalidad es acoger temporalmente a estos colectivos que carezcan de residencia o domicilio estable, que no dispongan de recursos personales y económicos para afrontar su situación y que por todo ello, se encuentren en una situación de exclusión o vulnerabilidad social.

Sus objetivos son ofrecer alojamiento alternativo temporal, en un marco de convivencia adecuado, cubriendo las necesidades básicas; estimular y promover la autonomía personal, con el objeto de que puedan obtener las habilidades sociales y los recursos suficientes para enfrentarse a diversas situaciones; apoyar a la integración social, mediante la realización de actividades dirigidas a transformar o prevenir situaciones de necesidad relacionadas con dificultades de inserción social y laboral o ligadas a razones de desestructuración familiar o desajustes personales, así como poner en marcha programas y acciones transversales, coordinadas con los distintos organismos existentes, que mejoren la situación de los colectivos en el municipio.

Para ello, dispone de servicios de atención integral, que ofrecen asesoramiento y apoyo jurídico, educativo, psicológico y para la búsqueda de alternativas a sus situaciones, los cuales se encargan del seguimiento de la situación social y personal de las personas acogidas, también una vez finalizado el período de acogida.

Pueden optar a este Recurso Alojativo Temporal las familias monoparentales y las mujeres y hombres mayores de 18 años que formen una unidad familiar unipersonal; quienes carezcan de residencia o domicilio estable que le proporcione un marco de convivencia adecuado y no dispongan de recursos económicos propios suficientes o redes de apoyo que puedan brindárselo, así como aquellas personas que residan en el municipio en el momento de la propuesta, siempre y cuando exista constancia (mediante informe social) de que lleva en este municipio, al menos, 6 meses.

De forma excepcional se podrá valorar técnicamente prescindir de este requisito sí las circunstancias sociales así lo requieren. Además, podrán acceder al servicio las personas migrantes que se encuentren en situación regular y dispongan, al menos, del Permiso de residencia o NIE en vigor.

Las personas que accedan a este recurso, ya que se garantiza un marco de convivencia adecuado, deberán acreditar que no presentan ninguna patología o enfermedad infecto-contagiosa que ponga en riesgo al resto de personas usuarias ni una enfermedad física o psíquica que requiera la necesidad de tercera persona.

Y, en el caso de que padezcan alguna clase de adicción o una enfermedad mental, deberán acreditar que están en tratamiento y seguimiento médico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.