Cáritas Diocesana de Tenerife reivindica con un minuto de silencio el derecho a un empleo digno para todas las personas

La entidad se une a la celebración del Día Mundial del Trabajo Decente con esta iniciativa que busca informar, sensibilizar y reclamar un trabajo digno que cubra todas sus necesidadesMinuto silencio-sede Cáritas2015

Cáritas Diocesana de Tenerife, con motivo de la celebración hoy miércoles, 7 de octubre, del Día Mundial por el Trabajo Decente, ha guardado un minuto de silencio para reivindicar a las instituciones públicas, empresas privadas y a la sociedad en general la puesta en marcha de medidas concretas para cambiar la situación actual, en la que un sector muy amplio de la población no tiene un puesto de trabajo y otra parte solo encuentra empleos precarios e inestables.

En este sentido, la entidad, junto un amplio grupo de organizaciones y congregaciones religiosas presentes en España y a nivel internacional, han puesto en marcha una red de trabajo con el objetivo de situar en primera línea de sus agendas la necesidad de defender la existencia de un trabajo decente para todas las personas, que les permita vivir con dignidad y cubrir sus necesidades, no solo económicas, sino también intelectuales, creativas y manuales.

El director de Cáritas Diocesana de Tenerife, Leonardo Ruiz del Castillo, asegura que “no debemos olvidar la fecha de hoy porque es necesario seguir reivindicando un cambio en la vida de todas aquellas personas con empleos precarios que no logran salir de la pobreza o que tienen salarios que no les permiten vivir con cierta dignidad”.

Desde la entidad se insiste en que “es ineludible reafirmar el derecho al trabajo decente como un valor y un bien para el individuo, su familia y para toda la sociedad en general. Por ello, aseguran que se necesita seguir apostando por aplicar medidas correctoras que orienten la cultura actual de mercantilización del trabajo, sin olvidar que lo importante son las personas”.

Cáritas Diocesana de Tenerife, como miembro de la Confederación Cáritas Española y en consonancia con su línea de actuación, recuerda que “un trabajo decente es un trabajo libremente elegido, que asocie efectivamente a los trabajadores, hombres y mujeres, al desarrollo de su comunidad; un trabajo que, de este modo, haga que los trabajadores sean respetados, evitando toda discriminación; un trabajo que permita satisfacer las necesidades de las familias y escolarizar a los hijos sin que se vean obligados a trabajar; un hacer oír su voz; un trabajo que deje espacio para reencontrarse adecuadamente con las propias raíces en el ámbito personal, familiar y espiritual; un trabajo que asegure una condición digna a los trabajadores que llegan a la jubilación (…)”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.