Criterios sociales objetivos en los convenios de empleo

Criterios sociales objetivos en los convenios de empleo

La Laguna aprueba unos criterios sociales objetivos para dar prioridad a las personas con mayor riesgo de exclusión social en los convenios de empleo

Bienestar Social y Desarrollo Local establecen unos baremos estandarizados que incluyen a las personas empadronadas con menos recursos o en riesgo de desahucio 

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de La Laguna ha aprobado recientemente los criterios sociales que van a regir la propuesta de personas para su selección en el Programa Extraordinario de Empleo Social 2021-2022, una iniciativa de las áreas de Bienestar Social y Desarrollo Local que fija unos baremos objetivos y estandarizados para dar prioridad a las personas en situación de mayor vulnerabilidad en el acceso a estos convenios.

Los criterios de selección establecen que se trate de personas desempleadas e integrantes de unidades familiares cuya media de ingresos no supere los 450 euros por persona (máximo una persona por unidad familiar) o que sean personas en situación de exclusión social. Para definir este último punto, Bienestar Social establece que deberán concurrir al menos dos de estas circunstancias: que se trate de personas sin recursos ni posibilidades de cubrir sus necesidades básicas (alimentos, alquiler, suministros de la vivienda), que perciban rentas mínimas de inserción o cualquier prestación de igual o similar naturaleza, que carezcan de redes sociales y familiares, que se encuentren en situación de desempleo por un periodo superior a 24 meses o que carezcan de vivienda, esta sea precaria o estén en riesgo de embargo o desahucio.

La Laguna aprueba unos criterios sociales objetivos para dar prioridad a las personas con mayor riesgo de exclusión social en los convenios de empleo

Asimismo, añade una lista complementaria posterior para posibles vacantes una vez se haya seleccionado por colectivo y criterio, que incluyen una media de ingresos situada entre 450,01 y 626,63 euros, el número de hijos o hijas dependientes económicamente de la persona propuesta o el coste del alquiler o hipoteca.

Para garantizar la máxima objetividad y eficacia en la selección del porcentaje que le corresponde a los ayuntamientos en estos convenios de empleo, Bienestar Social ha desarrollado una baremación estándar por puntos de estos requisitos, que se deberá aplicar por todas las trabajadoras sociales a la hora de realizar el informe social obligatorio, que se incluirá en el listado priorizado de las personas propuestas al Servicio Canario de Empleo.

Los otros requisitos comunes serán que la persona propuesta tenga entre 18  y 65 años, que esté en situación de desempleo e inscrita como demandante de empleo en el SCE con un mínimo de 6 meses en el último año, que esté empadronada en el municipio con una antigüedad superior a los 6 meses, que esté vinculada a la ocupación propuesta en la oferta de empleo, así como que no haya participado, en los últimos 12 meses, en ninguna Política Activa de Empleo ni Planes de Empleo Social en los que la contratación de la persona haya sido subvencionada, salvo que haya sido por un período inferior a 6 meses.

“Aunque estamos asistiendo a un descenso del desempleo, los servicios sociales municipales siguen atendiendo a familias en unos niveles preocupantes. Necesitamos afrontar esta situación, además de con distintos recursos y programas sociales especializados, con políticas públicas justas y eficientes que fomenten la mejora de la empleabilidad, la inserción sociolaboral y, en definitiva, que contribuyan a apoyar a estas personas para que alcancen su autonomía”, explica el concejal de Bienestar Social, Rubens Ascanio.

Respuesta social conjunta

De hecho, ya la Encuesta de Condiciones de Vida del INE relativa al 2019 señalaba que el 8% de la población del municipio ingresaba menos de 5.000 euros al año. “Los servicios sociales no pueden ser solo asistencialistas, constituir un espacio de atención a lo urgente. En La Laguna, apostamos por un modelo de atención social y comunitaria orientado a la mejora colectiva y a la construcción de derechos, que integre y contemple todos los recursos y posibilidades para mejorar la situación de las personas y, en consecuencia, del entorno”, señala Ascanio.

El concejal explica que, “para avanzar en esta estrategia, este año hemos aumentado el presupuesto hasta alcanzar los 120 euros de gasto social por habitante, el mayor de los grandes municipios de Canarias, y hemos apostado por la cooperación, el aumento de la plantilla y la mejora en las aplicaciones informáticas para avanzar en la atención social y sus tiempos. Todo, con el acompañamiento de una nueva ordenanza de prestaciones y de nuevos servicios, como la  Oficina municipal de Información y Atención Social (OAS), que nos están permitiendo reducir la lista de espera, agilizar la respuesta a las necesidades de la ciudadanía, reducir la carga administrativa, ampliar derechos y simplificar trámites administrativos que, muchas veces, consumen la atención social”.

No obstante, “nos queda mucho trabajo por hacer, más aún en una situación de incertidumbre vinculada al incremento del IPC y las noticias sobre la evolución de la economía mundial que, no lo olvidemos, acaban afectando seriamente a territorios insulares y vulnerables como el nuestro”.

En este sentido también se pronuncia, el concejal de Desarrollo Local, José Juan Gavilán, quien recuerda que “estamos registrando una evolución positiva de los datos de creación de empleo y de empresas, que ya sitúan a La Laguna en cifras previas a la pandemia, pero ahora es el momento de no dejarse llevar por la confianza, reforzar las actuaciones en materia de empleo y hacer lo posible, en definitiva, para impulsar la mejoría económica del municipio, desde un punto de vista social y sostenible, y contribuir al bienestar de la ciudadanía”.

Gavilán señala que “estamos haciendo un gran esfuerzo para acceder al mayor número de planes de empleo posibles, aumentar la formación y empleabilidad de las vecinas y vecinos, ofrecer un asesoramiento y apoyo integral a las personas que quieren poner en marcha su idea de negocio y contribuir a la creación de un ecosistema de economía social y solidaria que fortalezca la economía local y la haga más resistente ante futuras crisis”.

De hecho, en los próximos meses, comenzarán las contrataciones de los nuevos convenios de empleo. Gavilán destaca el “la gran implicación del personal de Desarrollo Local, con proyectos plurales y diversificados, para que La Laguna pueda acceder al mayor número de subvenciones posible para programas y planes de empleo, que no solo suponen unos ingresos muy necesarios para muchas familias, sino que mejoran la empleabilidad y cualificación de las personas desempleadas del municipio y nos permiten llegar a otros grupos de ocupación, titulados de ciclo medio a grado o licenciatura universitaria, que no suelen quedar cubiertos y que en un municipio que es sede de universidades públicas requieren de una intervención específica”, explica.

Acuerdo-Marco

Esta baremación cumple los preceptos establecidos en el Acuerdo Marco de Colaboración entre el Servicio Canario de Empleo (SCE) y la Federación Canaria de Municipios (FECAM) para el desarrollo de tareas de utilidad y de reinserción en el marco del Programa Extraordinario de Empleo Social para el período 2021-2022, el cual tiene como objeto servir de marco para establecer las características de las subvenciones a otorgar por el SCE para el desarrollo de actuaciones vinculadas con el ejercicio de competencias o servicios propios de los ayuntamientos, que redunden en beneficio de la comunidad canaria y, al mismo tiempo, supongan una reducción del desempleo, financiado con fondos del Plan Integral de Empleo de Canarias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.