El Bosque del Voluntariado de Gran Canaria acogerá las acciones ambientales de colegios, empresas, colectivos y particulares

El Cabildo habilita 600.000 metros cuadrados de terreno junto al Área Recreativa de San José del Álamo para reforestaciones y actividades de voluntariado ambiental

La primera acción será el sábado 18 de mayo con una actividad de riego y reposición de plantas organizada en la que participan 300 personas

La ONG de los bomberos de Las Palmas de Gran Canaria colaborará con la reforestación de la isla con riegos en los meses más duros y plantaciones el resto del año

Las iniciativas de voluntariado ambiental en la isla de Gran Canaria contarán a partir de ahora con un novedoso espacio de actuación en el Bosque del Voluntariado Ambiental de Gran Canaria, un área de cerca de 60 hectáreas de superficie que el Cabildo ha habilitado en las inmediaciones del Área Recreativa de San José del Álamo para actividades de cuidado del entorno natural como reforestaciones y riegos llevadas a cabo con voluntariado ambiental.

Con esta propuesta, pionera en Gran Canaria, la Institución insular habilita un amplio espacio para dar cabida a las “innumerables peticiones de colaboración para plantar y reforestar Gran Canaria”, explicó el consejero de Medio Ambiente del Cabildo, Miguel Ángel Rodríguez, “y que ahora dispondrán de un entorno de gran belleza con la que mostrar la magnitud transformadora de la colaboración ciudadana”, consideró.

Un bosque situado “en un lugar ideal” cerca de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, de muy fácil acceso, con 600.000 metros cuadrados de terreno “que no es sino un símbolo de las ganas que tiene la sociedad de Gran Canaria de reverdecer toda la isla”, añadió.

El objetivo a corto plazo es que todos los colegios de Gran Canaria que lo soliciten tengan la posibilidad de ir a plantar un árbol, regarlo y cuidarlo, así como que las empresas tengan también espacio para que puedan ir con sus empleados o sus voluntarios a desarrollar sus acciones de responsabilidad social corporativa, al igual que colectivos, asociaciones de vecinos, clubes deportivos y, en general toda la sociedad grancanaria.

“La idea es que cada particular, empresa o colectivo sienta el trozo de bosque que haya plantado como algo suyo y que lo cuide el resto de su vida, que cada cual sepa cuál es su árbol y pueda presumir de él, verlo crecer e incluso traspasárselo a sus hijos y nietos”, explicó el consejero.

La primera actividad con voluntariado en este nuevo espacio será el sábado 18 de mayo a partir de las 10 de la mañana, una acción de riego organizada para 300 personas por el Cabildo en colaboración con la Fundación Foresta, programada como un apoyo necesario a los árboles que se han ido plantando en la zona en años anteriores para darles fuerza de cara a los meses de verano. Para apuntarse, es necesario rellenar el formulario online de inscripción o escribir a voluntariado@fundacionforesta.com.

El gerente de la Fundación Foresta, Sergio Armas, felicitó al Cabildo porque “después de muchos años trabajando” por el voluntariado en Gran Canaria de forma muy dispersa por todo el territorio “por fin gracias a la implicación del consejero de Medio Ambiente se ha puesto a disposición de la ciudadanía un terreno que va a ser referencia del voluntariado en toda la isla, y no solo en Gran Canaria sino en todo el Archipiélago”, consideró.

Se trata de una iniciativa pública que, en opinión del gerente de Foresta, “puede tener bastante trascendencia” y que da la oportunidad de participar a todos los colectivos, los escolares, todas esas empresas que a lo largo del año “contactan con el Cabildo o con Foresta con ganas de hacer muchas cosas por el bien común” y que hasta ahora no contaban con espacio propio disponible.

Este bosque “representa la oportunidad para que la sociedad grancanaria se reconozca en un punto específico y forme a lo largo del tiempo un bosque de buenas dimensiones, un punto de referencia del voluntariado ambiental y un pulmón verde junto a la capital grancanaria”, añadió.

La Asociación Cultural Bomberos de Las Palmas de Gran Canaria, por su parte, colaborará en las actividades de voluntariado ambiental del Cabildo con riegos en los meses más duros del verano y plantaciones el resto del año, una iniciativa propia que el consejero insular agradeció personalmente y que “puede servir de ejemplo e incluso convertirse en un acuerdo formal de custodia del territorio” entre la institución insular y los bomberos capitalinos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.