El Recurso Alojativo Municipal Temporal incorpora nuevo piso

El Recurso Alojativo Municipal Temporal incorpora nuevo piso

La Laguna incorpora un nuevo piso para mujeres solas o con menores en el barrio de San Lázaro, y se integra en el Recurso Alojativo Municipal Temporal

La partida del Área de Bienestar Social destinada a este servicio asistencial casi se ha duplicado respecto a 2020

El Área de Bienestar Social del Ayuntamiento de La Laguna ha aumentado hasta 61 el número de plazas de gestión pública destinadas a ofrecer alojamiento temporal a las personas que carezcan de residencia o domicilio estable, que no dispongan de recursos personales y económicos para afrontar su situación y que, por todo ello, se encuentren en situación de exclusión o vulnerabilidad social.

Esta semana, se ha puesto en marcha un nuevo recurso tutelado con una capacidad para seis personas que, en adaptación a la situación actual de la demanda, se ha destinado a mujeres solas o con menores a su cargo y que se encuentran en el proceso final de transición para poder recuperar su autonomía personal.

Esta instalación, ubicada en el barrio de San Lázaro, se integra en el Recurso Alojativo Municipal Temporal (RAMT), el cual apuesta por un sistema de pisos tutelados distribuidos por diferentes puntos del municipio para facilitar la estrategia de integración de las personas usuarias. Esta prestación de carácter público y asistencial no se limita a ofrecer un alojamiento y cubrir las necesidades básicas, sino que cuenta con un equipo profesional de apoyo que ofrece una atención integral, con asesoramiento y apoyo jurídico, educativo, psicológico y para la búsqueda de alternativas a sus situaciones personales o laborales.

La Laguna incorpora un nuevo piso para mujeres solas o con menores en el barrio de San Lázaro, y se integra en el Recurso Alojativo Municipal Temporal

Este programa de recursos alojativos municipales públicos, que se complementa con el RAM Clemencia Hardisson, se ha diseñado para permitir su flexibilidad y adaptabilidad a la evolución de la situación socioeconómica y a las necesidades de la población, con previsiones que han llevado a aumentar, lo máximo posible, la partida destinada a esta prestación asistencial en los Presupuestos del Ayuntamiento para el ejercicio 2021, que casi se ha duplicado hasta superar los 2 millones de euros, todo en un contexto de reducción de los ingresos municipales.

El alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez, y el concejal de Bienestar Social, Rubens Ascanio, acompañados del equipo de los recursos alojativos municipales, han visitado recientemente esta nueva vivienda, que ofrecerá seis plazas de bajo requerimiento o mínima intervención para mujeres y familias monomarentales que ya están en la fase de búsqueda de una alternativa habitacional por cuenta propia.

Bienestar Social ha detectado una importante demanda de alojamiento de este perfil, ya que la apertura del RAM Clemencia Hardisson ha posibilitado la atención integral a las personas en mayor situación de vulnerabilidad.

La nueva instalación se regirá por un modelo de transición, el cual permite ofrecer una asistencia de emergencia a aquellas personas que, por una situación coyuntural, no pueden disponer de vivienda y necesitan un apoyo temporal, un sistema en el que cuentan con un alto grado de autonomía y con el acompañamiento, asesoramiento y seguimiento del personal especializado de este equipo para mejorar su situación y calidad de vida.

El alcalde recuerda que “el impulso de las políticas sociales es una prioridad para el grupo de Gobierno, con su reflejo en los presupuestos municipales para este año tan complicado debido a las consecuencias sociales y económicas que está provocando la crisis sanitaria.

En este contexto, hemos vuelto a dar un mayor peso al área de Bienestar Social, con más de 19 millones de euros para poder llevar a cabo a acciones y proyectos que redunden en la mejora de la calidad de vida de los vecinos y vecinas, principalmente de aquellas personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad y exclusión social”.

La puesta en funcionamiento de este nuevo piso “es un ejemplo de nuestro compromiso; en esta ocasión, para prestar un apoyo integral a mujeres solas o con menores que cubra sus necesidades básicas, que facilite su integración social y que ayude a obtener los recursos suficientes para vivir con autonomía, porque todos tenemos derecho a tener una vivienda digna”, concluye Luis Yeray Gutiérrez.

Por su parte, Rubens Ascanio explica que, “desde el principio del mandato, nos marcamos como acción estratégica la necesidad de incrementar y mejorar los recursos alojativos municipales para ponerlos al servicio de la gran emergencia colectiva que estamos viviendo, una situación vinculada no solo a las consecuencias socioeconómicas de la pandemia, sino también a la falta de opciones alojativas y a la dificultad que supone afrontar un alquiler por cuenta propia para muchas personas, por la escasa oferta y los elevados precios del mercado en el municipio”.

En este tiempo, “hemos aumentado los recursos de emergencia en un 250%, pero tenemos que seguir trabajando y buscar alternativas habitacionales para los vecinos y vecinas que se encuentren en la terrible situación de perder su hogar”. Igualmente, señala que, “en este 2021, nos hemos marcado como objetivo seguir ampliando la red de recursos alojativos y nuevos proyectos de apoyo al alquiler de familias vulnerables”.

Ascanio recuerda que, “dada la histórica y ya enquistada falta de viviendas sociales y de recursos disponibles en La Laguna, estamos desarrollando un Plan de rescate de viviendas vacías para ofrecer alquileres estables y financiados por la Administración durante un año, un programa que incluirá todos los recursos técnicos, asistenciales, económicos y formativos para ayudar a estas familias y personas a que recuperen su autonomía y puedan salir de una situación tan dramática.

Además, en el Presupuesto municipal de 2021 ya hay propuestas concretas de compra y rehabilitación de vivienda sin uso, un paso muy importante de la Concejalía de Vivienda y Muvisa que se suma a la construcción de las 169 viviendas sociales previstas en el nuevo Plan de Vivienda de Canarias”.

Ayudas al alquiler

Además de las 30 plazas del RAM Clemencia Hardisson y de las 31 distribuidas en viviendas tuteladas para familias, mujeres y hombres del RAMT, Bienestar Social ofrece alojamientos alternativos mediante estancias temporales en pensiones u hostales y ayudas al alquiler, con una inversión que supera los 600.000 euros.

Las Unidades de Trabajo Social se encargan de la valoración de cada caso y de asignar el recurso o ayuda más apropiado.

Asimismo, el Área apoya con financiación municipal a otras iniciativas del tercer sector en el municipio, en las que se incluyen el Hogar Lázaro de Cáritas, que acoge a 12 personas; el Hogar de los Hermanos de Belén para hombres en situación de exclusión social a partir de 55 años, con 30 plazas residenciales, y el Centro de Día de Cruz Roja para personas transeúntes, ubicado en La Cuesta y que atiende a 66 personas en situación de extrema vulnerabilidad.

Pisos tutelados

El Recurso Alojativo Municipal Temporal (RAMT) cuenta con pisos tutelados para familias monoparentales, mujeres y hombres, y se configura como una prestación de carácter público y asistencial, cuya finalidad es acoger temporalmente a estos colectivos que carezcan de residencia o domicilio estable, que no dispongan de recursos personales y económicos para afrontar su situación y que por todo ello, se encuentren en una situación de exclusión o vulnerabilidad social.

Sus objetivos son ofrecer alojamiento alternativo temporal, en un marco de convivencia adecuado, cubriendo las necesidades básicas; estimular y promover la autonomía personal, con el objeto de que puedan obtener las habilidades sociales y los recursos suficientes para enfrentarse a diversas situaciones; apoyar a la integración social, mediante la realización de actividades dirigidas a transformar o prevenir situaciones de necesidad relacionadas con dificultades de inserción social y laboral o ligadas a razones de desestructuración familiar o desajustes personales, así como poner en marcha programas y acciones transversales, coordinadas con los distintos organismos existentes, que mejoren la situación de los colectivos en el municipio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.