La Asociación de la empresa familiar de Canarias, ante las nuevas medidas de contención sanitaria en la situación de alarma

Desde La Asociación de la Empresa Familiar de Canarias reiteramos nuestro total y absoluto compromiso con el cumplimiento estricto de las medidas sanitarias que se están determinando para luchar contra la pandemia del Covid-19. Para las empresas familiares, las personas son siempre lo más importante y en estos momentos, la preservación de la salud de todos resulta fundamental.

EFCA se suma al comunicado emitido por el Instituto de la Empresa Familiar, y queremos destacar la unidad que en estas graves circunstancias están mostrando todas las empresas y los trabajadores de España, cumpliendo con sus obligaciones y actividades con esfuerzo y responsabilidad.

En  nuestro  primer  comunicado  del  pasado  día  21  exponíamos  cuál  era nuestro objetivo fundamental, y nada ni nadie nos hará distraernos de él. Desde el comienzo de la crisis, las empresas y los empresarios estamos demostrando nuestro compromiso con España y con todos sus ciudadanos.

Colaboramos intensamente con nuestro país y trabajamos para que esta grave crisis pase cuanto antes, y hemos dado muestras sobradas de solidaridad y de cumplimiento   de   las   leyes   con   nuestros   trabajadores,   porque   somos conscientes de que esta situación solo se remontará con el trabajo de todos.

Si se detectan conductas ilegales o insolidarias, lo que procede es perseguirlas con todo el peso de la ley por quien está obligado a hacerlo. Pero rechazamos enérgicamente cualquier intento de estigmatizar a todo un sector, como el de los empresarios, que está siendo comprometido, leal, solidario y respetuoso con las leyes, y que solo espera que con el esfuerzo de todos podamos recuperarnos de esta situación lo antes posible.

El objetivo de colectivos como EFCA, el IEF y las demás Asociaciones Territoriales vinculadas y del conjunto de las empresas familiares españolas sigue siendo que todo el mundo pueda volver a su trabajo y a su vida normal una vez finalizada la emergencia sanitaria.

Los valores familiares impregnan de responsabilidad cuantas actuaciones realizan  nuestras  empresas,  lo  que  incluye  en  primer  lugar  la  salud  de nuestros trabajadores y su bienestar económico.

Una crisis de estas características exige que las medidas que se adopten se tomen desde la solidaridad, el consenso y el acuerdo entre todos, debido a la variedad de frentes que se están viendo afectados hoy, pero también a medio y largo plazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.