La Laguna, el Ayuntamiento renueva su apoyo al asilo de La Laguna

La Corporación aporta 27.908 euros a una institución que acoge a 120 mayores, muchos de ellos con carencias de tipo familiar, social y económica

El Ayuntamiento de La Laguna acaba de renovar su apoyo al Asilo de La Laguna, en el que viven alrededor de la laguna asilo 2015120 mayores del municipio, muchos de los cuales tiene carencias de tipo familiar, social y económica. La ayuda municipal a esta institución asciende a 27.908,36 euros que permite cubrir parte de los gastos de mantenimiento del edificio que alberga el asilo, ubicado en la céntrica calle Viana. La concejal de Bienestar Social de La Laguna, Flora Marrero, se reunió en días pasados con la representante de la Congregación de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, que es la que gestiona el centro.

Flora Marrero le transmitió la intención del Ayuntamiento de mantener esta ayuda “y todas las que vayan dirigidas a mantener cubiertas las necesidades de nuestros mayores, muchos de los cuales también han sufrido los embates de la tremenda crisis en la que aún nos encontramos”. Marrero destacó además que La Laguna mantiene, además de esta línea de ayuda, otras destinadas a este colectivo de ciudadanos “que necesitan el apoyo de todos”, entre las que destaca la colaboración con el Hogar Santa Rita, que también acoge a vecinos de La Laguna gracias a la ayuda que aporta el Ayuntamiento todos los años.

El convenio que une a Ayuntamiento y el Asilo de La Laguna contempla además la coordinación de ambas instituciones en el sentido de atender, desde un punto de vista social, a los mayores allí alojados. Así, se establece una coordinación entre esta institución y los recursos municipales para atender a los mayores de manera integral, aportándoles las atenciones que requieran según sus circunstancias.

El Hogar del Santísimo Cristo de La Laguna, popularmente conocido como el Asilo, está situado en la calle Viana, junto a la Plaza del Cristo y atiende a personas de más de 60 años, con preferencia para quienes presentan carencias socio-económicas. Además de alojamiento y alimentación, el centro proporciona vestido, asistencia médica y otros recursos, tales como fisioterapia y animación sociocultural, de manera que las personas acogidas puedan llevar una vida digna y conserven el mayor grado de autonomía psicofísica posible. El hogar es atendido por religiosas de la congregación de Hermanitas de los Ancianos Desamparados, fundada en 1897, y alrededor de 30 empleados, que incluyen especialistas en atención geriátrica, personal auxiliar y de cocina, personal sanitario o de trabajo social.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.