Los recursos asistenciales aumentan y multiplica las ayudas alimentarias

Los recursos asistenciales aumentan y multiplica las ayudas alimentarias

El Ayuntamiento de Santa Cruz aumenta sus recursos asistenciales y multiplica las ayudas alimentarias durante la crisis

La alcaldesa, Patricia Hernández, informó de que la Corporación chicharrera ha repartido en cinco semanas el doble de tarjetas alimentarias, más de 3.500, y que los servicios sociales telefonean a más de 800 hogares donde existen mayores vulnerables para ofrecerles apoyo.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha multiplicado sus ayudas sociales alimentarias para hacer frente al aumento de la demanda en la capital durante la crisis sanitaria derivada del coronavirus Covid-19, que ha provocado que cada día más de medio millar de chicharreros y chicharreras, el doble que antes de decretarse el estado de alarma, telefoneen al Consistorio solicitando cualquier tipo de ayuda o información que les permita sobrellevar la actual situación.

El Ayuntamiento de Santa Cruz aumenta sus recursos asistenciales y multiplica las ayudas alimentarias durante la crisis

La alcaldesa de Santa Cruz, Patricia Hernández, ofreció esta mañana una rueda de prensa a la que también asistió la concejala de Atención Social, Marta Arocha, en la que se informó de las acciones puestas en marcha para brindar apoyo y ayuda asistencial a los chicharreros y chicharreras en la actuales circunstancias, las cuales han motivado que los servicios sociales municipales vean aumentada la demanda y reciban a diario el doble de llamadas, unas 500, de las cuales, detalló la alcaldesa, la mayoría es para pedir ayuda en alimentos.

Con la intención de asegurar el acceso a la comida de todas las personas del municipio, el Ayuntamiento de Santa Cruz ha puesto en marcha, a través del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS), un teléfono para atender las emergencias en alimentación (900 111 333) y ha tramitado en las últimas cinco semanas 3.596 tarjetas alimentarias, lo que supone un aumento del doble.

Del mismo modo, el Consistorio ya ha repartido 6.122 cestas con productos frescos canarios, como frutas, verduras, quesos y huevos frescos, para complementar la alimentación de las personas, pues, según explicó la primera edila, “la actual situación ha provocado que muchas familias estén contactando por primera vez con los servicios sociales del municipio”.

Asimismo, para facilitar el acceso de los mayores a los “productos de primera necesidad” se ha creado un Servicio Telefónico extraordinario de entrega a domicilio de medicamentos prescritos o compra del supermercado (922 28 24 82), al que se han acogido ya unas 600 personas en el municipio chicharrero.

El Ayuntamiento, como continuó explicando la alcaldesa, ya ha dispuesto cobertura alimentaria para los meses de abril y mayo “a todos los niños y niñas de las Escuelas Infantiles Municipales de cuota cero” y la demanda social ha experimentado tal crecimiento, que también ha asumido, por ejemplo, las necesidades alimentarias de los menores con “cuota 1”, es decir, las familias que abonan un euro para la alimentación de sus hijos, cuya atención en estos momentos “recae en los servicios sociales municipales”.

Patricia Hernández remarcó que estamos ante “un volumen de necesidad nunca antes visto” y que es muy importante que la ciudadanía sepa que “los servicios sociales son su derecho” y no debe darle vergüenza acogerse a ellos debido a las actuales circunstancias.

COLECTIVOS VULNERABLES

Con respecto a las personas sin hogar, el Ayuntamiento de Santa Cruz ha creado recursos asistenciales alojativos de emergencia, como los Pabellones Quico Cabrera y Paco Álvarez, que están dando cobertura a más de 50 personas que se suman al más de un centenar que se encuentran atendidas en el Centro Municipal de Acogida (118), donde se sirve comida cada día para unas 230 personas. La presidenta del IMAS, Marta Arocha, también destacó que se está colaborando con el Comedor Social La Milagrosa, adonde acude cada día otro centenar de vecinos y vecinas del municipio.

La Corporación ha reforzado, además, el Servicio de Ayuda a Domicilio, del que se benefician en los últimos días 80 personas más a añadir a las más de 1.200 ya existentes y, sin dejar de ofrecer las “atenciones presenciales que son necesarias”, el Ayuntamiento ha intensificado y ampliado el perfil de vecinos y vecinas con los que se mantiene en contacto.

Así, se realiza un seguimiento telefónico prácticamente diario a todas las personas “que requieren una especial protección por su edad, salud o circunstancias”, pues como aclaró la alcaldesa, “muchos mayores viven solos y sin familiares cerca” y el objetivo es brindar también apoyo emocional. Por su parte, Arocha detalló que se producen “más de 800 llamadas en los hogares de Santa Cruz donde se sabe que existen mayores vulnerables”.

En cuanto a las personas con discapacidad, Hernández dijo que “se ha reforzado el apoyo para el mantenimiento de las actividades de la vida diaria” y los menores de los tres Servicios de Día de Don Bosco y Aldeas Infantiles mantienen “las actividades educativas a través del ordenador”.

TELÉFONOS DE AYUDA

El Ayuntamiento también ha procedido a reforzar la plantilla del IMAS para que todas las medidas lleguen al mayor número de beneficiarios y se han destinado dos nuevos trabajadores al área de la discapacidad y el de las Personas sin Hogar, mientras que el resto del personal ha enfocado  su trabajo a atender la situación de crisis actual.

El Consistorio ha pasado a recibir más de 3.000 llamadas a la semana vinculadas a las emergencias sociales y si la mayor parte son para solicitar ayudas para alimentos, el resto son para otro tipo de ayudas “como alquiler, agua o luz” resaltó Arocha, así como trámites de la Prestación Canaria de Inserción (PCI) que la Corporación trata de agilizar para su ingreso lo antes posible por parte del Gobierno de Canarias.

Tanto la alcaldesa como la concejala coincidieron en agradecer a la plantilla municipal y las ONGs del municipio su trabajo y colaboración para hacer frente a las actuales circunstancias “desde el primer momento”.

Los chicharreros y chicharreras pueden telefonear al 922 60 67 50, para recabar información general; al 900 111 333, para atención social y cita previa en el IMAS; al 922 28 24 82, para la entrega a domicilio de medicamentos y alimentos a mayores o personas dependientes/vulnerables; y el 922 60 67 46 ó 922 60 67 70, para la ayuda a la discapacidad.

Más información sobre el aumento de recursos asistenciales en Santa Cruz en https://www.revistaintegracion.es/tenerife/santa-cruz-de-tenerife/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.