Que la nueva normalidad se convierta en la vieja normalidad cuanto antes

Que la nueva normalidad se convierta en la vieja normalidad cuanto antes

Nuestro deseo desde la empresa es que la nueva normalidad se convierta en la vieja normalidad cuanto antes

Con una gran preocupación, por cómo iba evolucionando y cómo nos afectaba a todos. Sobre todo, al inicio del confinamiento, donde llegamos a tener una caída del 87% de los viajeros. Hemos estado funcionando todo el tiempo porque somos un servicio esencial, es nuestra obligación y además es nuestra vocación.

Nuestro deseo desde la empresa es que la nueva normalidad se convierta en la vieja normalidad cuanto antes

Hemos ido adaptando la oferta a la demanda, y sinceramente, al inicio nuestras previsiones eran más pesimistas, pero se han normalizado y hemos ido subiendo, y comparándonos con otras empresas municipales de transporte podemos decir que ahora mismo estamos en una recuperación en torno al 73% de la demanda, que está bastante bien teniendo en cuenta las previsiones que hacíamos en su momento.

  • ¿Qué medidas se han tomado para adaptar el transporte público a la nueva normalidad?

La hemos ido adaptando a medida que la normativa se ponía en práctica. Creamos un comité de crisis, que nos reuníamos cada día, con el servicio de salud, con planificación y talleres, recursos humanos y yo mismo, e íbamos valorando las medidas a adoptar.

Con la nueva normalidad comenzaron a salir certificaciones acerca de cómo había que hacer las cosas, y hemos recibido certificaciones externas que acreditan que, además de lo que se obliga, hacemos todo aquello que se nos pueda ocurrir para transmitir tranquilidad a la gente y que vean que viajar en transporte público es una manera segura de viajar.

  • ¿Cómo ha afectado la pandemia al día a día de la empresa?

Hemos tenido que adaptar la oferta a dos circunstancias: la baja demanda y a que mucha de nuestra gente estuvo afectada, porque eran sensibles al Covid de una u otra manera. Hemos llegado a tener a casi 200 personas de baja preventiva, de los 700 que somos, porque eran personal de riesgo o por temas de conciliación ante la ausencia de colegios.

En talleres estuvieron 15 días en casa y volvieron al trabajo y en la parte administrativa aceleramos la implantación del teletrabajo, con presencia física siempre de algunas personas por departamento, porque siempre hace falta una mínima atención personal a los trabajadores que están en la calle.

Y luego adaptándonos continuamente a las medidas que se publicaban los domingos para implantar a partir del lunes, y que generaban un estrés importante.

  • ¿Cuándo calculan que recobrarán la normalidad del servicio?

El servicio a nivel de oferta está prácticamente normalizado. Hay muy pocos servicios que no hemos puesto aún en marcha, pero también es verdad que estamos en verano, y nuestra idea es que en invierno los horarios sean iguales a los de cualquier otro invierno, si bien no esperamos recuperar toda la demanda hasta mediados del año que viene.

También, al haber menos actividad económica y laboral la gente se desplaza menos, muchas empresas siguen teletrabajando, al igual que muchas administraciones, los colegios no sabemos cómo van a funcionar, tenemos cierta incertidumbre y no sabemos cómo se va a despejar. Pero nuestra decisión, junto con ayuntamiento y cabildo es la de poner la oferta al 100% a partir del 8 de septiembre.

  • Esta crisis habrá afectado de manera significativa a la rentabilidad de la empresa. ¿Cuál es el escenario que se plantea de cara al futuro?

Los números van a ser malos por las caídas del 87% que ya hemos comentado, terminaremos en pérdidas.

La última estimación que teníamos era en torno a 3 millones y pico de euros, y todo dependerá de lo que pase de aquí a final de año, si hubiera otro confinamiento, pero nos preocupa más el año que viene, porque este año, aunque hemos tenido un sobrecoste por la adquisición de los EPIS necesarios, reparto de mascarillas, de geles hidroalcoholicos, junto con el resto de medidas, también hemos tenido menos gastos al haber menos vehículos en la calle, trabajadores de baja cuyos salarios paga la seguridad social, el combustible se ha mantenido con precios bajos, pero para el año que viene que vamos a estar al 100% de oferta, si la demanda no responde adecuadamente o no es la que esperamos nos espera un año complicado, y más cuando veníamos del mejor año de nuestra historia.

Esperamos lograr unos fondos adicionales por valor de unos 6 millones de euros de los fondos específicos a nivel nacional destinados al transporte.

  • Recientemente han recibido la certificación “Global Safe Site” por sus protocolos frente al coronavirus. ¿Qué procedimientos han establecido que le han llevado a obtener dicha certificación?

La limpieza exhaustiva desde el minuto 1 de nuestros vehículos y nuestras instalaciones por nuestro equipo de limpieza habitual, a lo que hay que añadir la contratación de un servicio de limpieza específico para la desinfección diaria de todos los vehículos que salían a la calle, de las instalaciones, de las salas de reuniones, de los sitios de mayor uso, dispensadores de geles hidroalcohólicos en todas las dependencias y en todos nuestros vehículos, eliminamos el pago directo, instalamos mamparas para separar al conductor de los viajeros, hicimos multitud de vídeos informativos para nuestros empleados por nuestros canales internos, intentando mantener a la gente informada y tranquila, ya que es normal que estén nerviosos porque están en la calle, y en contacto con la gente, para luego regresar con sus familias. Pero los empleados se han comportado de manera ejemplar y han estado a la altura.

  • ¿Cuál es la política de la empresa para avanzar cada vez más hacia una movilidad sostenible?

La política sigue siendo la misma. Este año era el año en el que teníamos la mayor inversión de nuestra historia en adquisición de vehículos, con 57 vehículos adicionales. Las compras no se han suspendido, se han aplazado la llegada de vehículos, y no solo por nosotros sino porque las fábricas pararon también en su momento.

Hay una apuesta decidida por parte del ayuntamiento y del Cabildo para que las ciudades en general, y Las Palmas en particular, avancen hacia una sociedad sostenible, y la única manera de resolverlo es con el transporte público, haciendo una ciudad para los ciudadanos, y para ello hay que quitar coches de la calle y ofrecer alternativas a la gente para que se mueva, y nosotros jugamos un papel fundamental.

  • Una de las grandes apuestas de la empresa es la introducción de la MetroGuagua. ¿Cómo marcha el proceso para su implantación?

Las obras se han retrasado un poco por el Covid 19, pero el proyecto sigue en marcha para ponerlo a funcionar tan pronto como nos sea posible.

  • ¿Piensan seguir apostando por la introducción de las líneas exprés?

Mantendremos aquellas que funcionan, en función del tiempo que realmente se gana y del número de viajeros que la usan, y si es rentable en estos dos sentidos.

  • ¿Siguen trabajando para mejorar la accesibilidad de su flota y de las infraestructuras relacionadas con la movilidad para su uso por las personas con discapacidad?

Seguimos en ello. Queremos poner en marcha un proyecto para implantar pantallas y mensajes de voz para que todas aquellas personas con discapacidad visual o auditiva puedan saber en todo momento donde se encuentran, y cuál es la parada donde tienen que bajar. Para las personas con discapacidad física lo tenemos casi todo resuelto y el 100% de la flota es accesible.

  • ¿Hay alguna bonificación en el transporte para aquellos colectivos en riesgo de exclusión?

Hay bonificaciones que se realizan a través del ayuntamiento y la concejalía de servicios sociales, y nosotros somos un instrumento de ellos.

  • Guaguas Municipales realiza acciones solidarias como la cooperación con el Banco de Alimentos de Las Palmas. ¿Están presentes en alguna otra actividad de carácter solidario?

Si, la empresa cuenta con una responsabilidad social corporativa, hemos elaborado una memoria en la que se describen todas las acciones solidarias que realizamos a lo largo del año con diferentes colectivos, y aunque la vocación que tenemos es la de ser un servicio público de transportes también estamos inmersos en la sociedad en la que prestamos ese servicio y queremos tener este compromiso de responsabilidad social.

  • Un deseo desde la empresa de cara al futuro

Nuestro deseo desde la empresa es que la nueva normalidad se convierta en la vieja normalidad cuanto antes, porque esto está generando una incertidumbre y un estrés importantísimo en la gente.

Estamos trabajando de una manera eficiente y prestando un servicio de manera adecuada, pero lo cierto es que mucha gente en la calle lo está pasando mal. A poco que te asomes a la ventana se nota que las cosas han cambiado y espero que todo vuelva a la normalidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.