Ruano: “La Ley del Suelo impulsará nuestro crecimiento económico desde la sostenibilidad”

En ese marco, los usos complementarios del suelo rústico “parten de un planteamiento restrictivo para conservar la superficie cultivada como valor del paisaje y desarrollar el sector primario como actividad principal”, señaló el portavoz del Grupo Nacionalista Canario durante la exposición que realizó en la sede de CC en Santa Cruz de Tenerife

 Esta Ley no cuenta con puertas traseras “para ningún tipo de corruptelas”, aseguró la también diputada y ponente Socorro Beato. En la Ley del Suelo hay mayor regulación y mayor control para actuar ante supuestos singulares y excepcionales, quedando los proyectos de interés insular o autonómico “constreñidos a actividades sobrevenidas o actuaciones urgentes, debidamente justificadas”, apuntó

 A pesar de las diferencias resaltadas por los portavoces de  Partido Socialista, Podemos y Nueva Canarias y las precisiones del ASG y el PP, “hemos conseguido lograr una Ley de todos”, subraya José Miguel Ruano

 “La Ley del Suelo y Espacios Naturales Protegidos quiere ser, desde sus principios de simplificación, contención y no regresión, un impulso para nuestro crecimiento en un entorno que tenemos que cuidar y proteger, pero que debe facilitar el desarrollo de nuestra sociedad en todos los ámbitos: facilitar que se hagan cosas donde se puedan hacer y no permitir, bajo ningún concepto, que se hagan donde no se pueden hacer”.

 

Así de contundente se mostró esta tarde el diputado y portavoz del Grupo Nacionalista Canario (CC-PNC) en el Parlamento de Canarias, José Miguel Ruano, quien junto a la también diputada Socorro Beato, ejercieron de ponentes de La Ley del Suelo y Espacios Naturales Protegidos que viene defendiendo el Grupo Nacionalista, en una exposición sobre los contenidos de la mencionada Ley que se desarrolló en la sede de Coalición Canaria en Santa Cruz de Tenerife. Ambos recordaron el compromiso que siempre ha tenido el partido con la sostenibilidad de un territorio tan frágil y fragmentado como Canarias, “desde las leyes que a partir del año 1999 ralentizaron el crecimiento, por los altos costes ambientales con los que se afrontó el desarrollo en los años 90”.

La Ley impulsada por el gobierno que preside Fernando Clavijo se basa en los mencionados principios de simplificación, racionalización y actualización que no implican la vuelta atrás en las decisiones de protección sobre el territorio y el medio, sino que busca soluciones y alternativas “para generar desarrollo y que el sector primario de nuestro Archipiélago no pierda cada día más peso”, señaló Socorro Beato, quien espera que con la puesta en marcha de esta Ley “se favorezca a la gente que vive en el campo y del campo, para que tenga mayores posibilidades de encontrar así un modo de vida que aporte beneficios también en nuestro paisaje, nuestros recursos y en la sociedad”.

En ese marco, los usos complementarios del suelo rústico “parten de un planteamiento restrictivo para conservar la superficie cultivada como valor del paisaje y desarrollar el sector primario como actividad principal”, apuntó Ruano. Con la aplicación de la nueva Ley del Suelo no se permitirán por tanto edificaciones de nueva planta, y para el uso turístico alojativo  -siempre sobre edificaciones preexistentes- serán  los Planes Insulares los que puedan contemplarlos de forma muy limitada: “con un límite máximo de 6 camas por 250 metros cuadrados”, añadió el portavoz del Grupo Nacionalista Canario.

Pero si algo quisieron dejar claro los ponentes es que esta Ley no cuenta con puertas traseras “para ningún tipo de corruptelas”, aseguró Socorro Beato. En la Ley del Suelo hay mayor regulación y mayor control para actuar ante supuestos singulares y excepcionales, quedando los proyectos de interés insular o autonómico “constreñidos a actividades sobrevenidas o actuaciones urgentes, debidamente justificadas”, apuntó.

“Lamentablemente, quienes hablan de corrupción lo hacen como expresión populista para el descrédito; les da igual la regulación. Lo dirían -sí o sí-, porque es Coalición Canaria quien la promueve y el Partido Popular y ASG quienes la apoyan. Para quienes dicen esto, hubiera sido fatal que se hubieran aceptado todas sus enmiendas, porque entonces no sabrían qué discurso hacer”, explicó José Miguel Ruano.

Durante la intervención de los diputados del Grupo Nacionalista Canario en la ponencia titulada “Las ventajas de la nueva Ley del Suelo de Canarias: un marco de oportunidades”, también se aclaró una de las polémicas que más debate ha suscitado durante su tránsito parlamentario, como es el órgano ambiental autonómico que sustituirá a la Cotmac. Tras la aprobación de la Ley se constituirá “un órgano que será más transparente y eficaz, con criterios públicos, objetivos y reglados para garantizar su  máximo rigor. Este cambio no supondrá que el Gobierno de Canarias se desentienda de sus obligaciones hacia la protección del territorio, ya que deberá realizar la evaluación ambiental estratégica de la parte estructurante de los planes generales de los municipios de menos de 100.000 habitantes, así como su modificación sustancial, y formalizar un convenio con aquellos de más de 100.000 habitantes o los cabildos que no puedan llevarla a cabo”, matizó Socorro Beato.

En la parte final de su exposición, tanto Ruano como Beato coincidieron al afirmar que la crítica del resto de los partidos políticos a esta Ley es más una cuestión partidaria que técnica y de contenido de la Ley “ya que hay muchos artículos que han sido aprobados por unanimidad”. Pusieron así de manifiesto “la incoherencia del PSOE que aprobó el anteproyecto de Ley cuando formaba parte del Gobierno y firmó con Coalición Canaria una adenda por la que se comprometían a incluir en el período de enmiendas la simplificación de los procedimientos, la garantía de que la evaluación ambiental estratégica del planeamiento estructural de los municipios la hiciera un órgano ambiental autonómico; la vigencia, con rango reglamentario, de directrices de suelo rústico; la Conservación de la regulación de los ENP; y los usos complementarios en suelo rústico asociados a la actividad agrícola y pecuaria”, relató José Miguel Ruano. Aspectos todos ellos que están hoy incluidos en la Ley del Suelo.

Sin embargo, y a pesar de las diferencias resaltadas por los portavoces  de  Partido Socialista, Podemos y Nueva Canarias y las precisiones del ASG y el PP, “hemos logrado una Ley de todos; porque todos y cada uno de los grupos han contribuido a mejorar el texto que aceptamos aquí en noviembre, y su artículos saldrán refrendados, unos con 33 votos (que es más de la mayoría absoluta), otros con 48, otros con 53 y otros con la unanimidad”, subrayó el portavoz del Grupo Nacionalista Canario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.