Tenerife, el Cabildo pone en marcha una campaña para prevenir el maltrato a las personas mayores

‘Nuestros mayores, un compromiso de todos’ pretende concienciar a la población sobre este problema socialTenerifeAnsina2013

El Cabildo de Tenerife, a través del área de Acción Social, pone en marcha la campaña Nuestros mayores, un compromiso de todos cuyo objetivo es concienciar a la población de la Isla de los problemas de maltrato que sufren las personas mayores y que éstos tengas una vida íntegra, digna y activa. La iniciativa se articula a través del programa de dinamización e intervención social Ansina, que gestiona la empresa pública Ideco, y consta de ocho carteles con fotografías y mensajes alusivos a los mayores.

Es mi abuelo, estoy orgulloso de él. Es mi abuela, estoy orgullosa de ella. Juan es nuestro vecino, nos llena de vida. Carmen es mi vecina, nos hacemos compañía, son los mensajes que podrán verse en vallas, mupis y pantallas digitales de diferentes puntos de la Isla y de la zona metropolitana.

La vicepresidenta y consejera de Acción Social, Cristina Valido, ha sido la encargada de dar a conocer hoy [lunes 16] esta campaña “que pretende concienciar a la población sobre un problema social que ha ido en aumento en los últimos años. Las administraciones debemos prevenir estas situaciones a partir de la visualización de este conflicto social, que es lo que pretendemos con esta iniciativa”.

Valido ha explicado que “debemos promover el respeto y el cuidado de nuestros mayores y  evitar las situaciones de maltrato físico y psicológico. Este segundo caso pasa más desapercibido y es muy difícil de tener datos porque en la mayoría de los casos las personas no se atreven a denunciar. Si algún mayor se siente maltratado, debe acudir a los servicios sociales de los ayuntamientos, que cuentan con profesionales que pueden atenderlos”.

“La situación de crisis ha provocado el retorno de hijos e incluso nietos al hogar de sus padres o abuelos y esto genera situaciones complicadas. Si bien es cierto que en muchos casos la relación es buena, no lo es menos que esto genera situaciones de conflicto con los mayores, que pueden sufrir maltrato psicológico. Éste puede consistir desde alterar sus rutinas y horarios, como el ninguneo, el desprecio o la falta de atención. Queremos provocar la reflexión y que las personas tomen conciencia sobre cómo tratan a las personas mayores, no sólo en sus casas, sino en la vida diaria”, añade la vicepresidenta insular.

El maltrato de las personas de edad puede llevar a graves lesiones físicas y tener consecuencias psicológicas a largo plazo. De ahí, la necesidad de adoptar medidas preventivas a través de la información y la formación de toda la sociedad en su conjunto y, en particular, de los profesionales que trabajan con las personas mayores.

Los últimos datos (junio 2013) apuntan a que la población mundial de las personas de 60 años rondará los  1.200 millones en 2025. Y se estima que entre el 4% y el 6% de las personas mayores de todo el mundo han sufrido alguna forma de abuso y maltrato. En España no existen estudios específicos recientes, pero los profesionales calculan que en torno a un 6% de la población mayor podría estar sufriendo malos tratos y abusos, que se darían especialmente en el entorno familiar, pero también en el institucional y en la vida diaria.

El reconocimiento público de esta clase de maltrato evidencia una nueva modalidad de relación en la que la violencia física deja espacio a otros tipos de violencia más sutil, silenciada, menos evidente, pero que no excluye dolor o sufrimiento. En ese sentido, es importante señalar que nuestra sociedad tiene muchos modelos familiares, a menudo con vínculos poco intensos entre sus miembros y con una movilidad o desarraigo que mantiene la relación en la distancia. Los lazos emocionales han cambiado, el hijo o la hija no tiene que responder incondicionalmente a las necesidades de sus progenitores y la respuesta a nivel familiar es más débil.

La dependencia, que afecta especialmente a la persona mayor, es un rasgo distintivo, tanto en el sentido físico o mental como también en el sentido social; lo cual implica una mayor vulnerabilidad e indefensión que pueden provocar que los mayores sean víctimas de malos tratos con más facilidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.